Portada » Noticias » Wii U » Miyamoto anuncia que su equipo deja el mercado casual

Miyamoto anuncia que su equipo deja el mercado casual

Le parece "un poco patética" su actitud pasiva.

En un ambiente de cambio, EDGE ha tenido el privilegio de ser el primer medio en visitar las nuevas oficinas de Nintendo en Kioto, y además han tenido como anfitrión para el paseo al mismo Shigeru Miyamoto. Cuando parecía que solo se trataba de una mudanza de edificio, resulta que lo que estaba mudando Nintendo era la piel. 

Jugador pasivo, actitud patética

Miyamoto ha confesado que ha perdido el interés en el público ocasional, en "el tipo de gente que, por ejemplo, querría ver una película, o querría ir a Disneyland. Su actitud está ´ok, yo soy el cliente, se supone que tú tienes que entretenerme´". Con unas palabras que denotan cierta frustración, se ha referido a ellos como gente que "en cierto modo toman una actitud pasiva, y para mi es algo un poco patético. No tienen ni idea de lo interesante que es si vas un poco más allá e intentas retarte a ti mismo [con juegos más complejos]".
Tras crear títulos como Nintendogs o Wii Music, sus nuevos proyectos se centran en la técnica en torno al Wii U Gamepad. Son el nuevo Star Fox y sus asociados Project Giant Robot y Project Guard.
El mercado ha cambiado porque gran parte de los jugadores que se engancharon con sus viejas consolas se han pasado a otros dispositivos y otros juegos que siguen un modelo de negocio completamente distinto. Sabedores de que "en los tiempos de DS y Wii, Nintendo hizo todo lo posible por expandir la población de videojugadores", ahora "por suerte, gracias a la propagación de los dispositivos inteligentes, la gente ya toma los juegos como algo normal". A pesar de la pérdida de ingresos que lleva asociada, el creador de Mario ha querido dar un punto de vista positivo de la situación, como si se hubieran quitado un peso de encima: "Para nosotros es bueno porque no tenemos que preocuparnos en hacer de los juegos algo que sea relevante para la vida diaria de la gente común".

Fabricantes de su hardware hasta el final

Lo que no va a cambiar es el apego de Nintendo a fabricar su propio hardware. Lo ha dicho muchas veces  lo ha repetido otra vez, lo necesita para hacer los juegos que hace. 
"Como dije antes, siempre hay gente que quiere profundizar de verdad en los juegos. Nosotros queremos crear, y ellos quieren experimentar, algo sin precedentes en cada momento. Para cumplir con nuestros objetivos necesitamos un hardware dedicado que esté diseñado para satisfacer las necesidades de esos jugadores ávidos. Quizá la gente diga que el software es software. No, una experiencia de software única siempre se puede hacer realidad con un hardware único que tiene una interfaz única. Por eso creo que Nintendo es y va a seguir unida a esas máquinas de juego dedicadas".
Los cambios no son solo voluntarios, como no lo son la pérdida de cuota de mercado y los resultados negativos de los últimos años. Wii U es parte de ese problema porque sus ventas no acaban de despegar a pesar de la mejoría de los últimos meses.
Su punto fuerte es su mando, por eso se ha puesto en duda su acierto. ¿Han tenido siempre claro su éxito en Nintendo? "Por supuesto que tuvimos algunas preocupaciones", responde Miyamoto, "al fin y al cabo somos humanos: nuestros ojos no pueden ver dos objetos a la vez. Pero estábamos seguros de que incluso con ese, digamos, punto débil, íbamos a ser capaces de hacer algo revolucionario y sin precedentes".

Es solo un fragmento de la entrevista que trae el nuevo número de EDGE.

Fuente Más Noticias de : Wii U
>