Portada » Noticias » Nintendo » [Desmentido] Miyamoto no deja su puesto en Nintendo

[Desmentido] Miyamoto no deja su puesto en Nintendo

Nintendo aclara el mensaje que quería transmitir el padre de Mario.

miyamoto deja nintendo

[Rectificación] Shigeru Miyamoto no dejará su puesto. Nintendo ha comunicado a los medios lo siguiente:

"El papel del diseñador de videojuegos Shigeru Miyamoto en Nintendo no va a cambiar. Miyamoto continuará siendo una fuerza impulsora en el desarrollo de productos de Nintendo. Al hablar de sus prioridades en Nintendo en una entrevista con un medio de comunicación, Miyamoto explicó que está animando a los desarrolladores más jóvenes de la compañía a tomar más iniciativa y asumir más responsabilidad a la hora de desarrollar software.

En la entrevista, intentó transmitir sus prioridades de ahora en adelante, incluyendo la de supervisar todo el desarrollo de videojuegos y la de asegurar la calidad de todos los productos. Miyamoto también comentó su deseo de buscar la clase de ideas y experiencias frescas que despertaron en él su interés inicial por los videojuegos".

[Noticia original] Shigeru Miyamoto empieza a dejarlo. Ya no quiere estar pendiente de los grandes proyectos con largos ciclos de desarrollo como los de The Legend of Zelda; y por eso, acaba de anunciar que va a dejar su cargo en Nintendo, algo que intrepreta como una "jubilación parcial".

Es decir, Miyamoto abandonará la supervisión de proyectos, sobre todo, de los grandes proyectos. Aunque no ha anunciado fecha, ni tampoco la situación en la que va a quedar.

En una entrevista concedida en exclusiva a Wired ha explicado que lo hace porque quiere enfocar de otra forma su futuro y para dejar paso a los jóvenes, que debido a su relación laboral tienen que escuchar lo que él dice.

"Últimamente voy diciendo por la oficina 'me voy a jubilar, me voy a jubilar'. No estoy diciendo que me vaya a jubilar totalmente del desarrollo de videojuegos. Lo que quiero decir con jubilarme es jubilarme de mi posición actual".

"Lo que realmente quiero hacer es estar otra vez por mi mismo en la vanguardia del desarrollo. Probablemente trabajando en un proyecto más pequeño con desarrolladores incluso más jóvenes. O tal vez esté interesado en crear algo que pueda hacer yo, por mi mismo. Algo muy pequeño".

"La razón por la que insisto en esto es que a menos que diga que me jubilo no puedo criar a los desarrolladores jóvenes. Al fin y al cabo, si sigo en la posición en la que estoy, seguirá habiendo siempre cierta relación. Y los jóvenes están siempre en una situación en la tienen que escuchar mis ideas. Pero necesito gente que crezca mucho más que hasta hoy".

Miyamoto confía en los equipos que deja

59 años y unos pocos días. Y la mitad de ellos dedicados a inventar cómo entretener a la gente, a todo tipo de gente. Ha formado equipo con grandes desarrolladores y creativos para parir ideas de todo tipo y convertirlas, además, en grandes éxitos comerciales. Porque entre aquél Donkey Kong arcade y Nintendogs la diferencia no es tan grande.

Entre medias ha podido inculcar su filosofía, que es la filosofía de la mayor empresa de la industria del videojuego, a la media docena de estudios de desarrollo de Nintendo. Por eso confía en el futuro de la compañía. "Estoy diciéndolo porque tengo una reacción sólida de los equipos existentes. He sido capaz de criar a desarrolladores en Nintendo capaces de crear algo como esto o como esto", dijo señalando motivos de Super Mario 3D Land y The Legend of Zelda: Skyward Sword.

Hombres como Yoshiaki Koizumi o Eiji Aonuma gozan de plena confianza y podrán tomar las riendas de forma definitiva de los personajes y sagas de las que ya llevan años encargándose.

El futuro de los videojuegos

Fans y detractores de sus juegos, todos coinciden en señalar la influencia de Shigeru Miyamoto en esta industria. Sus creaciones han sentado numerosos precedentes que algunos han imitado y otros han absorbido para seguir sus propios caminos.

Habrá que ser cómo queda su capacidad de influencia ahora, desde esos pequeños proyectos que cita, sin el respaldo de títulos consolidados por décadas de historia.

Y sin él, es incierto saber qué pasará con Nintendo. Si será capaz de mantener el nivel tan elevado que hace que los juegos en los que él trabaja sean igual de adorados por público y crítica. Si conseguirá seguir innovando con productos centrados en la diversión por encima de otros factores, o si comenzará a parecerse a todo lo demás.

Fuente Más Noticias de : Nintendo
>