Portada » Noticias » Juegos » Se confirma, Sonic 3 cuenta con canciones hechas por Michael Jackson

Se confirma, Sonic 3 cuenta con canciones hechas por Michael Jackson

Tras varios años, se destapa la labor del Rey del Pop con el erizo.

Años y años después de su lanzamiento, la comunidad sigue preguntándose si se trata de una leyenda urbana o de algo real. Desde que un vídeo viral comenzara a destapar ciertas similitudes realmente palpables, jugones y no tan jugones no hemos dejado de preguntarnos si, realmente, Michael Jackson participó en la banda sonora del clásico de Mega Drive, Sonic 3.

Y ya tenemos una respuesta. Hasta que se ha llegado a ella, las migas cada vez han sido más y más grandes; pasándose de un "no ha colaborado en absoluto" a "pudo haber hecho algo, pero no llegó al producto final". Sin embargo, Michael Jackson sí que formó parte de la música de de Sonic 3 y su trabajo sí que llegó al juego que muchos pudieron disfrutar en la era de los 16 bits, o incluso en la Consola Virtual de Wii.

El Rey del Pop y el Destello Azul

El Huffington Post, a través de uno de sus colaboradores, ha liberado esta información que arroja luz, por fin, a la eterna incógnita que rodeaba a canciones como la de Carnival Night Zone o incluso los créditos del videojuego.

Saltad al momento 01:35 para comenzar a escuchar la comparativa.

Ante la presión que la comunidad de usuarios, e incluso algunos medios, estaban empezando a realizar, miembros del equipo a cargo del apartado musical de Sonic 3 han ido reculando más y más hasta comenzar a admitir que, ciertamente, acordes del Rey del Pop se emplearon en el título (concretándose el caso de Stranger in Moscow y los créditos). Pero la realidad va más allá, y todo comenzó por la buena relación entre SEGA y el artista forjada a raíz del lanzamiento de Moonwalker (1990), videojuego de Mega Drive (o Genesis) en el que manejábamos al cantante mientras sonaban algunas de sus canciones más reconocidas.

Michael Jackson, en los años siguientes a este título, se encontraba en la cresta de la ola. Tanto que, aprovechando un esguince sufrido durante una gira hecha en 1993, decidió llamar a SEGA para darse un paseo por el Sega Technical Institute ubicado en Palo Alto. El Rey del Pop, que disfrutaba con los videojuegos del erizo, quería conocer al equipo responsable del Rey de la Velocidad. Y la compañía no dudó en hacer realidad ese deseo.

41 canciones firmadas por Michael Jackson

Así las cosas, tras una llamada a Roger Hector (coordinador ejecutivo del equipo responsable de Sonic 3), Jackson fue a visitar el lugar donde la compañía estaba desarrollando el juego en secreto. En el transcurso de ésta, uno de los desarrolladores lanzó al cantante la idea, ¿y si colaboraba en la banda sonora?

La respuesta fue afirmativa, y Michael Jackson tardó poco en recurrir a su director musical por aquel entonces, Brad Buxer (que figura en los créditos), para ayudarle con la elaboración de las pistas tras finalizar su trabajo en el álbum Dangerous. SEGA cedió al cantante una demo del videojuego, a pesar de que todo lo relacionado con su desarrollo era "un gran secreto" y, en unas 4 semanas, ya contaban con unas 41 canciones candidatas a formar la banda sonora. Un continuo trabajo en el que el único realmente jugón era el propio Jackson, que entre grabación y grabación se dedicaba a echar algunas partidas con el erizo.

Con el producto en bruto realizado, que contaba hasta con toques de beatbox o vocales del cantante, llegó el momento de comprimir las pistas para que la consola pudiera reproducirlas con el mayor nivel de fidelidad posible. A la par que esto se llevaba a cabo, comenzaba a hacerse pública la amistad que unía al artista con el pequeño Evan Chandler.

¿Motivos de orgullo o legales?

Lo que viene después es algo que todos conocemos. Michael Jackson fue acusado de acosar al joven, aunque en ningún momento se detuvo el trabajo con Sonic 3. Es más, como comenta el propio Buxer, "Había mucha presión para que Michael lograra hacer este trabajo."

Y fue llevado a cabo. Sin embargo, los motivos por los que no figura el nombre del Rey del Pop en los créditos nunca se han esclarecido. Por una parte, se dijo que éste no había quedado contento con el resultado final, dado que Mega Drive no era capaz de reproducir su trabajo con la calidad suficiente. Pero, por otra, se dice que la propia SEGA rechazó incluirlo por la controversia en la que estaba envuelto y el público al que iba destinado el juego.

Posiblemente, el segundo motivo sea el más fiel a la realidad. La compañía decidió contratar a un compositor de California, Howard Drossin, para finalizar el trabajo musical de Sonic 3. Drossin, que fue llamado en plena vorágine mediática del caso Chandler, comenta como en ocasiones le decían que trabajaría con el artista y en otras le decían que no. La situación, desde dentro, era tan confusa como la imaginamos a día de hoy. Lo que está claro, por palabras del compositor, es que, cuando entregó la versión final para que SEGA lanzara el videojuego, apenas cambió la música implementada por Jackson.

Con todo esto, los nombres que figuran como responsables de la música de Sonic 3 son Brad Buxer, Bobby Brooks, Doug Grigsby III, Darryl Ross, Geoff Grace y Cirocco Jones. Pero la firma del Rey del Pop sigue ahí, y la mayor prueba es la canción de los créditos que luego dio vida a Stranger in Moscow. Unos créditos que carecen del nombre de quien los envolvió con su propia música.

Fuente Más Noticias de : Juegos
>