Portada » Noticias » Juegos » [Monster Hunter] Día 7: Qurupeco, el imitador

[Monster Hunter] Día 7: Qurupeco, el imitador

Mucha precaución con su llamada a otros monstruos.

Es el turno de salir a la palestra de un monstruo que es muy peculiar. Hablo del Qurupeco, un ser de vivos colores y forma bastante extraña (un amigo cazador lo ha comparado con una paloma sobredimensionada). El Qurupeco es un wyvern que crece en tamaño con respecto a a los líderes de manada, quedándose en un punto intermedio entre estos y los grandes wyverns como la Rathian o el Rathalos.

Los Qurupeco tienen una variedad de ataques físicos considerable. Se basan principalmente en embestidas, golpes con el pico y con la cola. Su habilidad especial es la de chocar los pedernales en sus alas para crear llamaradas. Es recomendable tener mucho cuidado cuando se ve a un “peco” preparar sus pedernales para la acción.

Aunque la habilidad más característica del Qurupeco es su órgano fonador. Gracias a su garganta y su pico, puede imitar a cualquier tipo de monstruo, desde los más pequeños e insignificantes a los más grandes y peligrosos. Esto puede convertir una caza relativamente tranquila en un infierno, ya que la criatura convocada estará furiosa y atacará a Qurupeco y cazadores por igual. Si estás cazando un Qurupeco y convoca a seres como una Rathian, o incluso el Deviljho, recuerda ir provisto de bombas boñiga. En cuanto el nuevo enemigo aparezca, tírale la bomba. Debería irse en pocos segundos tras recibir el impacto.

El Qurupeco también sabe realizar danzas que le potencian en combate. Cuando veas a un peco llamar a otro monstruo, o comenzar a cantar, lánzale una bomba sónica y le interrumpirás el canto. Quién sabe, ¡incluso puede que te potencie a ti por error!

Existe una subespecie de Qurupeco llamada Qurupeco Carmesí. Se caracteriza por sus colores en tonos rojos y por el cambio elemental. Sus ataques ya no son de fuego, sino que hacen daño de elemento trueno. Al ser más grandes que sus primos, también son capaces de crear mayores ráfagas de viento cuando atacan con la cola, y sus rugidos obligan a los cazadores sin tapones de oído a tapárselos por protección.

Ya te enfrentes a un Qurupeco o a un Qurupeco Carmesí, su debilidad elemental es el hielo. Recuerda cancelar sus llamadas a monstruo con bombas sónicas o bombas boñiga si la otra criatura ya ha llegado a la zona de combate. Mantente siempre lejos de sus ataques de pedernales y ten en mente que tanto el pico como los pedernales son piezas muy valoradas a la hora de crear armas y armaduras.

Más Noticias de : Juegos
>