Portada » Noticias » Juegos » [Monster Hunter] Día 11: Barroth, el cabeza dura

[Monster Hunter] Día 11: Barroth, el cabeza dura

Intenta no estar delante cuando cargue.

Es el turno de hablar del Bruto Wyvern conocido como Barroth. El Barroth será uno de los primeros monstruos con los que te enfrentarás que tenga la capacidad de rugir y dejarte incapacitado durante un tiempo con su grito. Si dispones de tapones para los oídos, es el momento de utilizar esa habilidad para protegerse y poder atacar mientras el monstruo grita.

Como podrás comprobar en cuanto lo veas, la cabeza del Barroth es inmensa. Además de grande, es su principal arma. Aprovecha su volumen para realizar cargas a gran velocidad, buscando destrozar todo lo que se ponga por delante de su carrera. Como comprenderás, estar delante de un Barroth cuando empieza a correr es muy peligroso, tendrás que dominar las esquivas hacia los lados para evitar que te golpee con la cabeza o la cola.

La mayoría de los ataques del Barroth son físicos. Todos los ataques relacionados con su cabeza son los más peligrosos, por lo que atacarle por los lados o por detrás es la mejor opción. Evita golpearle en la cabeza hasta tener armas muy poderosas o te rebotará el arma y quedarás expuesto a una carga. La armadura de barro que emplea es especialmente débil al agua, y su piel lo es al fuego. El hielo le hace la misma ratio de daño en todo momento, así que elige el arma que más te plazca y lánzate a por él. Cuidado cuando lanza barro, porque te podrá inutilizar con él. Usa limpiadores o rueda para deshacerte de la suciedad.

Existe una subespecie del Barroth llamada Barroth Esmeralda. Se trata de un Barroth que vive en la tundra. Sus ataques de barro se sustituyen por otros de nieve, y realiza algún que otro movimiento con un patrón diferente a su pariente. A los dos tipos de Barroth se les puede romper la cabeza (muy complicado si no se cuenta con un martillo), las manos y la cola, de donde se podrán extraer materiales especiales.

 

Más Noticias de : Juegos
>