Portada » Noticias » Cifras » [Análisis] Cómo afecta la subida del IVA a los videojuegos

[Análisis] Cómo afecta la subida del IVA a los videojuegos

Un impacto menor que en otros sectores.

El Gobierno de España ha anunciado una subida de dos de los tres tramos del Impuesto del Valor Añadido (IVA), un impuesto indirecto que grava por igual a todas las personas, independientemente de lo que ganen o tengan, en la compra de un producto. Esta subida se suma a la del anterior Gobierno de verano de 2010. En solo dos años hemos pasado de pagar un 16% de impuestos por juego a un 21%.

Con este nuevo baremo, ¿cómo afecta esta subida del IVA a los precios de videojuegos y consolas en España? Hacemos un pequeño análisis basado en nuestro conocimiento del sector ofrecido a lo largo de estos años en nuestra sección Wii en Cifras.

Más cambios en software que en hardware

En Revogamers estimamos que la subida del IVA va a reflejarse más en el precio del software que en el del hardware. Especialmente debido a la política transeuropea de precios de los tres fabricantes de consolas.

Aunque las leyes de competencia de la Unión Europea impiden la fijación de precios, es fácil ver que efectivamente hay un precio base en toda la Unión Europa para las consolas, que las tiendas ajustan más o menos según país. Para Nintendo 3DS son unos 170 euros y para la futura 3DS XL 200 euros, mientras que los últimos packs de Wii están a 150 euros.

Estos precios son bastante estáticos independientemente del país europeo. No importan ni sus impuestos ni el nivel de renta de sus ciudadanos, es siempre la misma cifra (ten en cuenta que comprar una consola en España es el doble de cara que en Finlandia y Dinamarca porque aunque cuesta lo mismo en euros, hay que hacer el doble de esfuerzo de trabajo para pagarla).

Por tanto, es probable que los ajustes de precio de hardware se hagan internamente en la negociación entre fabricante, mayorista y minorista, sin afectar a los usuarios.

Algunos juegos se encarecerán y otros no

El caso del software puede ser diferente. Cada vez hay más rangos de precios para distintos tipos de título y las tiendas no han dudado en subir lo que cobran 1 o 2 euros en los últimos años para actualizarse.

Es muy problable que en este caso sí haya diferencias entre unos títulos y otros, ya que algunas compañías podrían escoger mantenerse en número redondos, más llamativos de cara al marketing, que subir 1 euro el precio final. En estas situaciones, como en el caso del hardware, el ajuste lo harían entre empresas, sin afectar al consumidor final.

Volvamos al caso de Nintendo y su línea de títulos a 49,95 euros. Un cambio del IVA dejaría este precio en 51,22 euros, es decir, con una subida aproximada de 1,25 euros. Con la anterior subida, ya algunos juegos pasaron a estar en los 50,95. En este caso, una nueva subida los dejaría en los 52,25 euros. En los juegos baratos, el cambios es menor e incluso en los más caros, los de 70 euros, la diferencia es de 1,75 céntimos.

Independientemente de las consideraciones políticas y personales de cara a esta nueva legislación, también de gran relevancia pero fuera del propósito de esta web, un análisis aséptico apunta a que el el impacto en la industria del videojuego va a ser inferior al de otros sectores.

Más Noticias de : Cifras
>