Portada » Artículos » Entrevista » Una hora desayunando con Miyamoto

Una hora desayunando con Miyamoto

Mesa redonda con Shigeru Miyamoto

¿Cuál ha sido el momento más difícil de Nintendo a lo largo de estos años?

Cada lanzamiento de consola. Es parte del negocio. Si acertamos y funciona, vamos hacia arriba. Si nos equivocamos, vamos para abajo.

Vosotros llevais muchos años aquí, pero cualquier electrodoméstico con un millon de unidades vendidas es un éxiro. Una consola de cinco millones es un fracaso. Con cada nueva consola nos jugamos mucho.

Teneis que pensar que Nintendo busca vender 50 millones y no queremos que no llegar signifique un fracaso.. No queremos centrarnos en una cosa, sino en más para avanzar.

En este momento se supone que la mesa redonda se acababa, pero Shigeru Miyamoyo insiste en que quiere que todo el mundo tenga oportunidad de preguntar y que quiere seguir con la entrevista. Risas generalizadas.

desayuno miyamoto

Después de treinta años de éxitos ¿Cuál es el juego del que se siente más orgulloso personalmente?

El primer Pikmin fue muy complicado y creo que si no hubiera sido por mi no habría sido el juego que es. Puede que sea el juego en el que me sienta más satisfecho.

En Famitsu gustó mucho y no se llevo todo 10 por ser una nueva franquicia. Y les dije que si no eran capaces de ponerle 10 por ese motivo que mal íbamos, que había que ayudar a los nuevos proyectos, no cohartarlos. Lo mismo os digo a vosotros con Wii U (risas).

¿Hay algún género nuevo con el que le gustaría trabajar?

No trabajo así. A mi me entra algo en la cabeza y quiero crearlo. Ayer estuve hablando con el Príncipe y la Reina y uando piense un poco en ello a lo mejor mañana me surge una nueva idea para un juego.

A la hora de hacer un juego yo siempre me muevo entre tres opciones: algo nunca visto, algo de mucho éxito o algo con el que haya fracasado y quiera tomarme la revancha.

Comenta la entrevista con la comunidad