Quiero aclarar el título: la consola no tiene ningún sistema de actualización como pensamos para las consolas actuales, pero se puede mejorar para su uso en televisiones modernas.

Para ello se suelen hacer varias modificaciones (ninguna relacionada con la piratería, ojo).

Voy a hablar de las europeas, que son las lastradas por territorio PALeto.

La modificación más básica es la multirregión, que sirve para cargar juegos de otras regiones (vulga japoneses y americanos, aunque para estos últimos hay que rajar la carcasa porque eran de otro tamaño). La consola, pues eso, permitiría cargar juegos importados sin necesidad de adaptador. Para juegos plataformeros o de lucha todo OK, pero para juegos con algo de texto es más dificil el jugarlos, por el idioma.

Otra modificación para mejorar la consola, y casi obligatoria, es la modificación a 60hz. dado que aquí en territorio PAL salió a 50hz, nos perdimos parte de la velocidad por el camino, amén de las famosas franjas negras. Con esta modificación la consola elimina dichas frajas y funciona a su velocidad real. Los juegos se aprecian como deben.

Tercera modificación: el RGB. en este caso es más usar el cable específico. Snes vino con un cable de antena, pero se podía adquirir un cable AV o incluso con salida Euroconector. Mejoraba la calidad de audio y vídeo, pero no era RGB. Dicho cable saca aún más calidad de vídeo a nuestra querida consola, y si bien no se puede comparar la calidad de una imagen vía CRT con una en Led/LCD/Plasma, es agradable poder jugar de esta manera.

Hay más modificaciones, como eliminar "ruido" para hacer la imagen aún más nítida, pero las tres principales antes nombradas son más que suficientes para darle una segunda vida al cerebro de la bestia y recordar viejos tiempos.
Y, aunque haya salido la Snes mini y salga por HDMI, recordad que saca los juegos a 4:3 y la Snes normal lo hace a pantalla completa.