Portada » Avances » Trauma Center: Second Opinion, impresiones

Trauma Center: Second Opinion

Tuvimos la ocasión de jugar a la demostración de la versión final del juego que nos trae Atlus a nuestra Wii. Mayor realismo y precisión es lo que nos ofrece de nuevo esta versión.

Trauma Center: Second Opinion, impresiones - Avances

Este nuevo título para la revolucionaria de Nintendo es en sí un port del juego que ya se entregó en DS, Trauma Center: Under the Knife, en el cual pudimos disfrutar de toda una experiencia nueva en cuanto a control e innovación. Se trataba de un nuevo género que caló muy hondo en todos los usuarios de DS, ya que ofrecía una historia muy profunda, que nos metía en la piel de un médico novato con el que debíamos ir ganando experiencia en cada operación para así luego hacer frente a enfermedades más complejas. Además de la gran historia que presentaba esta entrega, nos ofrecían un modo de juego bastante intenso e intuitivo, así acercándonos al admirable trabajo que desempeñan todos los médicos del mundo.

 Trauma Center: Second Opinion no es sólo un mero port del juego que ya disfrutamos en DS, puesto que se ha introducido un sexto capítulo a la historia. Pero si realmente queremos hablar sobre novedades que se incluyen en este juego de Wii, debemos centrarnos principalmente en el sistema de juego. Esta vez pasamos a manejar las operaciones con ambas manos gracias a la inclusión del Nunchaku, obteniendo así una inmersión de juego casi total. Podremos simular casi a la perfección todas las acciones que requieren hacer los verdaderos doctores en una operación.

Como ejemplo, tomamos los controles de la demostración que pudimos probar en el evento de Nintendo en Madrid, los cuales nos parecieron totalmente intuitivos y rápidos, hecho que favorece a que aumentemos la velocidad de las operaciones obteniendo así resultados más favorables.

 Éstos se repartían entre el Wiimote y el Nunchaku, sirviendo el primero para apuntar y dirigir las herramientas a utilizar sobre el paciente, que previamente seleccionamos con el stick analógico del segundo.
Para guiarnos aparecía un pequeño menú de herramientas en la parte baja izquierda de la pantalla, y en total disponíamos de un número de ocho a elegir. Si bien las que pudimos ver eran las mismas que tuvimos en la versión de DS, no era similar su manejo. En Trauma Center: Under the Knife, sólo nos hacía falta pinchar en los objetos con el Stylus para luego utilizarlos: o bien pinchando de nuevo, posándolo durante breves segundos; o bien arrastrando éste sobre la pantalla.