Portada » Avances » Trauma Center: New Blood - Impresiones

Trauma Center: New Blood

Bisturí – Gracias. Pinzas – Gracias. Sudor – Gracias. Cooperativo – Gracias. Novedades – Gracias. Mejor acabado – Gracias. Nueva sangre de cirujanos en Wii. Mira por qué daremos las gracias en noviembre.

Trauma Center: New Blood - Impresiones - Avances

Como surgido de ese vacío del que parten los últimos lanzamientos de Nintendo a llegar en poco tiempo, Trauma Center: New Blood se posicionó hace nada en la línea de salida de noviembre (el 7, anotad) para recordar a los jugadores que está ahí y que viene con ganas de demostrar sus cualidades más que nunca. La situación para ello ha mejorado mucho: el juego se ha realizado desde cero para Wii, incluye perfeccionamientos que se le podían requerir al anterior y aporta novedades interesantes. Además y pese al considerable retraso desde el lanzamiento americano, Nintendo ha dedicado el importante mes de noviembre al juego (sin contar el tan distinto Wii Music), en lugar de relegarlo a un desértico mes de agosto.

Nintendo España ha permitido a Revogamers probar la versión en castellano que llegará a las tiendas en esas fechas para recopilar las primeras impresiones de juego.



El primer atractivo del nuevo Trauma entra por los ojos, cuando se reproduce el ya olvidado -pero aún excelente- vídeo de introducción homenaje-copia del de la serie House, que empieza con ese guiño moderno y termina relajando imágenes y música hacia un tono de teleserie media. Después se aprecia una interfaz más vistosa y un trabajo gráfico ligeramente superior, ayudado mucho por los dieciséis novenos. La calidad de las ilustraciones parece mantener el alto nivel del juego predecesor y algún efecto animado adorna partes de la historia. Sin embargo, no pudimos comprobar si se han incluido secuencias completamente animadas, que desde luego apetecen en más de una ocasión.

La sensación de un mayor valor de producción se extiende en esta primera partida a terrenos como el sonido, con un buen doblaje al inglés para sumar expresividad a unos largos textos traducidos a un perfecto castellano y unas músicas tan distintivas como siempre.


El argumento quedó descrito en los primeros apuntes del proyecto, y aún es pronto para comprobar el carisma de los nuevos personajes frente a los queridos Derek o Angie. Pero está claro que se mantendrán el estilo y los valores de la serie, tanto en la trama como en la actitud de los personajes (esa devoción casi increíble de los médicos buenos).