Portada » Avances » The Legend of Zelda Twilight P. (Avance final)

The Legend Of Zelda: Twilight Princess

¿Aún no has leído nuestro Especial sobre Twilight Princess? No hay problema, describimos para todos cómo se juega la nueva obra de Miyamoto / Aonuma (sin destripe alguno) en su avance definitivo.

The Legend of Zelda Twilight P. (Avance final) - Avances

Lo único que podríamos echar en falta es la magnífica cámara libre de la que gozábamos en Wind Waker y que los que jueguen a Twilight Princess en su versión de NGC disfrutarán. Aún así, podemos afirmar que la cámara se comporta de forma muy inteligente, siempre ofreciéndonos el mejor ángulo posible.

 Cuando adoptamos nuestra forma de lobo, como es lógico, los controles cambian. El botón A continúa ejerciendo las funciones de multi-acción, mientras que con el B podremos cargar y liberar un ataque especial que podrá dañar a varios enemigos; ataque que será imprescindible para avanzar en nuestra aventura.
Los botones D izquierda y derecha (cruceta) los usaremos para nuestra habilidad de sentir. Con ella revelaremos las almas atrapadas de los habitantes del crepúsculo y podremos leer sus pensamientos, podremos seguir rastros ocultos y encontrar tesoros escondidos. Como vemos, es en cierto modo la evolución de las Lentes de la Verdad aparecidas en “Ocarina of Time”. Cuando encontremos algún tesoro enterrado será el momento de pulsar D-abajo para cavar y hacernos con él. Esta habilidad también nos servirá para abrir pasadizos a nuevas zonas. Por último, con D-arriba llamaremos a Midna, que nos ayudará con ciertos obstáculos; sobre todo los que requieran del salto.

Al estar en forma de lobo, nuestra velocidad de movimiento será mayor y podremos hablar con animales. Como curiosidad podemos decir que sí podremos coger objetos para resolver puzzles, pero que los tendremos que trasladar con la boca. Por último, y en un aspecto ya ajeno a los controles, el mundo que nos rodea interactuará según la forma que tengamos. Puede que no sea una buena idea acercarnos a algunos conocidos en forma de lobo después de todo…

Otro aspecto jugable en el que se ha hecho mucho hincapié es el tema de la dificultad. Sin duda alguna, uno de los mayores problemas de los que Wind Waker aquejaba era su nula dificultad. Twilight es, a todas luces, más “duro de pelar”. No solo estamos hablando de que ahora es más difícil aumentar nuestros corazones (los eternos medidores de vida de la saga), pues hemos pasado de necesitar cuatro piezas a cinco para añadir uno nuevo, sino que habrá enemigos que realmente nos harán daño y nos quitarán uno o dos corazones enteros y, además, los corazones que repondrán nuestra salud y las apreciadas hadas serán mucho menos frecuentes.
Por eso mismo, se ha mantenido la opción de poder guardar en cualquier momento de la aventura que deseemos, para no perder nuestros avances en el momento más inoportuno. Cada vez que recuperemos nuestra partida apareceremos en el lugar de salvado excepto si nos encontramos en el interior de una mazmorra. En este caso, apareceremos al principio de ésta, aunque con los tesoros que hubiéramos conseguido hasta entonces de su interior. Eso sí, cuando avancemos un poco en nuestra aventura nos haremos con un preciado “objeto” que permitirá salvar en el punto que escojamos de una mazmorra y volver a él cuando recuperemos la partida.

 Un asunto que nos había quedado pendiente de anteriores artículos era el hecho de que todavía desconocíamos cuál era el instrumento que Link emplearía en su nueva aventura. Una vez más, Nintendo nos sorprende con otra vuelta de tuerca… que describiremos en un futuro.

Finalmente, haremos alusión al continuo goteo que nos llegaba acerca de que este Zelda iba a ser enorme, profundo y largo. Podemos asegurar, de boca de un probador oficial, que siendo jugador experimentado de la saga, conociendo cómo se desarrolla Twilight Princess, y evitando las misiones secundarias, el contador marcaba 55 horas al acabarlo… y llevará considerablemente más de 70 al 100%. No hace falta comentar que esa cifra aumenta entre jugadores que no conocen en demasía la saga. Una nota: el tiempo de juego ahora se incluye a la hora de seleccionar el archivo antes de jugar.

 En cuanto al tamaño y número de localizaciones que visitaremos baste con decir que comenzaremos en un pequeño pueblo, Ordona, antes conocido como Toaru (inicio en japonés), y visitaremos ríos, lagos, minas, llanuras, castillos… Como pequeño apunte diremos que se mencionan la existencia de otros pueblos y provincias en el juego. Más que enorme, tendríamos que hablar de colosal.

No mencionaremos nada acerca de la profundidad del argumento salvo que no defraudará a nadie. Se ha trabajado a fondo la historia de los personajes y no se han dejado flecos sueltos en la historia.

Twilight Princess
no es una experiencia 100% novedosa, pero su carácter potencia las sensaciones que percibimos en su día en las primeras partidas con Ocarina of Time. Siendo como es, lo superará en todos los aspectos y se convertirá en una joya casi única, y enorme. El veredicto, si descriptible, será redactado cuando acabemos el juego. Hasta entonces sólo podemos sugerir algo: si te gustan las aventuras… si te gustan los videojuegos, Zelda te dará de todo un mucho. En 11 días (o desde ya, lector americano), con Wii.
 
Avance e impresiones por David Caballero y José Manuel Bringas.