Portada » Avances » Tales of Symphonia: Dawn of the New World

Tales of Symphonia: Dawn of The New World (Knight of Ratatosk)

Las grandes sagas de rol japonesas comienzan su andadura en Wii.

Tales of Symphonia: Dawn of the New World - Avances

 Los jugadores que tengan memoria recordarán con cariño uno de los escasísimos RPG de calidad que nos dejó Nintendo GameCube: Tales of Symphonia. Un mundo animado con la técnica Cell Shading, marcado estilo manga y heredero directo del primer juego de la saga, Tales of Phantasia, el cartucho más grande de SNES, Tales of Symphonia catapultó su fama y buen hacer más allá de las fronteras de Japón.

A Wii llega Tales of Symphonia 2: Dawn of the New World (en japonés Knight or Ratatosk) secuela directa del ya clásico título de GameCube, con pocas novedades respecto a sus predecesor y contando una nueva historia, que continúa un par de años después donde el primer Symphonia la dejó.

 Con los mundos de Sylvarant y Tethe'alla unificados de nuevo bajo la sombra del gran árbol, la tierra está sufriendo los cambios de dicha unión y los intereses e ideas de las gentes de ambos mundos comienzan a chocar. Un acto de guerra por parte del reciente ejército de Sylvarant, que se rebela contra la iglesia de Martell, desencadena una matanza, en la cual Emil (es decir, nosotros) quedará huérfano. Ya están servidos todos los elementos de una historia de RPG japonés.

Técnicamente el juego no añade mucho más al primer Symphonia. Personajes grandes y bien animados y escenarios preciosistas. Peca a veces de animaciones algo bruscas y cierta sensación de personajes recortados contra un fondo. Los personajes abandonan el ligero toque cabezón (chibi para los entendidos) que todavía conservaban en la precuela para adoptar una forma mucho más estilizada y en general las tomas de interior son mucho más cercanas.


Desde el principio de nuestra andadura, las referencias al primer Symphonia son evidentes. En realidad, este título interesará más a los que quieran seguir indagando en la historia, que no a aquellos jugadores nuevos. Pero que esto no os tire para atrás, Dawn of the new World puede ser disfrutado por todos, aunque es cierto que este juego tiene una marcada línea fanservice. Personajes de la otra historia, emplazamientos, sistemas de combate y objetos… Todo está reciclado y ligeramente modificado.

 Se ha eliminado el componente aventurero y de exploración del mapeado y viajaremos directamente a las localizaciones. Los combates serán en tiempo real, pudiendo esquivar los enfrentamientos. Cuando toquemos a un enemigo, se activará el evento de lucha. Nos moveremos en una zona pseudotridimensional y cada botón estará asociado a un ataque (esto es completamente configurable y podremos escoger qué ataques tener en cada botón, ya que a medida que subamos de nivel desbloquearemos movimientos más poderosos o versiones combinadas de los ya existentes). Los otros compañeros de nuestro grupo serán controlados por la CPU. Igualmente, habrá ataques conjuntos, muy poderosos, y prima la estrategia, no el aporrear botones. Habrá que saber cuando cubrirse, cuando atacar, cuándo curarnos y  qué tipos de ataque emplear. Todo fluye de maravilla y los combates son verdaderamente dinámicos y divertidos.

Habrá que ver si la historia cumple con las expectativas o si el juego es lo suficientemente largo, pero desde luego, para los aficionados al JRPG es una buena noticia la llegada de la saga Tales of... a Wii con toda su jugabilidad y diversión intactas.

::Al hilo de comentarios::