Portada » Avances » Super Smash Bros. Wii U

Super Smash Bros. Wii U

Ahora sí sabemos cómo es el juego estrella de Nintendo en el E3 2014.

Super Smash Bros. Wii U - Avances

En cuanto a los personajes, se han visto a varios newcomer en acción: Greninja, Estela, Trainer, Megaman, Aldeano y Little Mac. Esto ha servido para ver que hay que destacar una cosa por encima del quiénes son: el qué son. Y son luchadores frescos con un estilo diferente cada uno, velocidades dispares y habilidades que obligan a tener en cuenta muchas variables, es decir, un trabajo enorme para traer novedad a una plantilla ya bastante extensa de por sí. Pero los oldcomers también han sido trabajados y se nota bastante, sobre todo en Zero Suit Samus - que por cierto fue el personaje de quien ganó el torneo en una épica Muerte Súbita – y sus nuevas botas, que realmente han aumentado su potencia de ataque.

Lo que me quedó claro viendo competir a gente de tan alto nivel es que el balanceo de personajes es impresionante, salvo que alguien encuentre algún detalle a explotar. Los ágiles y rápidos como Greninja y Trainer no tienen ventaja real sobre otros más lentos como Aldeano que, pese a ser un poco extraño, sorprendió repartiendo buenos golpes. Lo mismo ocurre con Little Mac, que pese a ser muy bueno en tierra realmente eso no lo hace mejor personaje, pudiéndole coger el ritmo e intentando golpearlo lejos o hacia arriba para dejarlo vendido.

El torneo también ha servido para ver una partida de Smashventura de 3DS en movimiento. Aunque el modo ya se había presentado con anterioridad, lo que realmente se pudo apreciar es que esta versión de “menor” tiene poco o nada. El ritmo sigue siendo trepidante, los gráficos mucho mejor que lo visto en cualquier captura y, sobre todo, el espíritu Smash está intacto. Se siente algo diferente a la versión de sobremesa, en parte por los escenarios diferentes y no tan deslumbrantes en HD, pero con personalidad diferenciada también. Y volviendo al torneo, como detalle interesante, uno de los momentos que más emocionó al público no fue alguna combinación demoledora, sino cuando uno de los favoritos de los fans, Megaman, consiguió realizar su Smash final.

La otra clave del juego vista en el E3 ha sido amiibo, las figuras de Nintendo. Estas figuras cuentan con un chip que guarda datos, de manera que podamos pasar datos a la consola con el Gamepad y viceversa. Cada personaje es invocado principalmente para que pueda combatirse contra él, con lo que puede ser el compañero ideal de entrenamiento, ya que la figura va guardando las actualizaciones de nuestras luchas e ir perfeccionando su estilo (subiendo de nivel y aprendiendo nuevos movimientos que podremos personalizar) para que entrenemos como nunca y creemos estrategias de combate buenas a nivel competitivo, y también podemos hacer batallas entre los personajes de figura de otras personas para que compitan entre ellas.

De lo que no cabe duda es que todo ha sido cuidado al milímetro, incluyendo la gran cantidad de modos que habrá, a los que se les ha dado una pincelada visual en 3DS y que ya se irán explicando más adelante. Los escenarios tienen sus propios detalles más allá de lo estético y se ven elementos interactuables como siempre ha habido, pero a un mayor nivel. Por ejemplo, los escenarios de New Super Mario, que en Wii U cambian con la barita de Kamek y que en 3DS tienen monedas que pueden convertirnos en luchador de oro si recogemos suficientes. No sólo escenarios, sino que los objetos tienen más personalidad que nunca, como los cuckos de Zelda que van por el escenario y la concha azul, que una vez utilizada realiza un impacto desde el cielo hacia abajo contra el jugador que mejor vaya (salvo que el muy pícaro consiga hacer algo al respecto), lo que le da el mismo espíritu que posee en Mario Kart, su juego de origen.