Portada » Avances » Super Smash Bros Brawl. Impresiones

Super Smash Bros Brawl

Primeras luchas con la versión a la venta japonesa. Anticipo de un clásico.

Super Smash Bros Brawl. Impresiones - Avances

Pero hay muchos más objetos de los aleatorios: rifles y espadas laser, champiñones, bates de béisbol, flores de fuego, orejas de conejo, bombas, estrella de invencibilidad y la estrella de Kirby... No tuvimos la suerte de encontrarnos con objetos nuevos, pero lo seguro es que las batallas seguirán siendo tan divertidas como antes y aún más impredecibles y emocionantes. Ser un experto de este Smash Bros. no supone la victoria automática, ya que como tengamos mala suerte y estemos en la parte equivocada del escenario podemos morder el polvo.

Pero lo que realmente sorprende de este Smash Bros. son los escenarios. Ya he comentado que el de la Nave Hal Abarda es muy espectacular, pero es que el del Pictochat es apoteósico, con plataformas apareciendo de la nada, vientos huracanados que nos empujan y todo con aspecto "cutre". El puente del Twilight Princess es sencillo en su concepto, pero la luz del atardecer y el castillo de Hyrule al fondo son preciosos; hasta el Jinete Moblin acorazado que se pasea para atropellarnos cae simpático. En Ciudad Delfino nos empapamos de veranito y vemos la panorámica de la ciudad más soleada de todo el reino champiñón. La Cúspide (el escenario de los Ice Climbers) es en realidad un Iceberg que se va deslizando por el hielo y que luego cae al agua en el que aparecen osos polares con gafas de sol y corremos el peligro de acabar empalados en unas estalagmitas puestas con muy mala uva. Aunque, sin ninguna duda, el favorito es Destino Final, en el que veremos los mejores gráficos que Wii ha mostrado hasta la fecha. No hay nada, absolutamente nada, comparable a esa puesta de sol sobre el océano en ningún otro juego de Wii.

En cuanto a los escenarios rescatados del anterior Smash poco hay que decir salvo que han sido adaptados ligeramente, sobre todo en la paleta de colores y en algunos modelados, quedando todo más suave y redondo.

También se han hecho ajustes en los luchadores. Bowser, por ejemplo, ha ganado algo de rapidez y cede el título de los pesos pesados al Rey Dedede, que es más lento que un continente a la deriva pero con una fuerza temible. Kirby ha perdido en velocidad, pero gana en contundencia y es más mono que nunca. Link es algo más pesado pero sigue siendo de los mejores equilibrados. Meta Knight es una centella y una gozada de manejar, ya que sus desapariciones y estocadas a la velocidad de la luz dan la sensación de que domina la batalla; sin duda alguna se convertirá en uno de los favoritos. El entrenador Pokémon ya dijimos que es de los más equilibrados, pues posee "forma" lenta y potente (Charizard), forma rápida y media (Squirtle y Bulbasaur) así que si sabemos medir los tempos será un personaje a tener en cuenta.

Se ha balanceado el juego para evitar que haya un personaje desequilibrante y la cantidad de elementos nuevos, tanto de escenarios cambiantes como de nuevos powerups hacen que cada batalla en Brawl sea algo nuevo y un desafío hasta para el más veterano.

Pero aún nos quedaba tiempo para probar la aventura del Emisario Subespacial, la gran apuesta para el jugador solitario de este Super Smash (aunque se puede jugar a dobles). Con cinemáticas aclaratorias libraremos combates tradicionales intercalados con escenarios de vista lateral al más puro estilo beat em'up / plataformas. Las cinemáticas son las mejores que han salido nunca de un estudio de Nintendo, aunque aún están lejos de los grandes maestros de este mundillo (Square-Enix y Blizzard, por ejemplo). No obstante, los tiempos de carga son irrisorios. Estas secuencias sirven para hacer avanzar la historia y para presentarnos a los personajes como Mario y Kirby al principio o Pit, un poco más adelante (Palutena es, sin duda, lo mejor de lo mejor de lo mejor). Las cinemáticas se detienen para permitir la selección de personaje, quedando un efecto espectacular y aun más espectacular es ver el acabado de los niveles de esta aventura.

Sin un solo frame fuera de su sitio todo está lleno de color y unas iluminaciones soberbias. La nubes son de puro algodón y les han otorgado un aspecto perfecto, los enemigos son simpáticos y originales y los jefes de nivel excelentemente diseñados. Ver el Brawl en movimiento es una verdadera gozada, y saber que aún quedan meses para tener la versión PAL es una pequeña decepción con la que tendremos que aprender a vivir. Nintendo Europa aún no tiene fecha y se nos insiste en que aquel 6 de junio es "pura especulación".

Esperamos con ansiedad volver pronto para seguir estudiando a fondo los cambios (en un nuevo reportaje especial) y jugar más en profundidad a este juego que, ya antes de salir a la venta, se ha convertido en un clásico.