Portada » Avances » Super Mario 3DS - Impresiones E3 11

Super Mario 3D Land

Una auténtica bestia jugable que aúna lo mejor de Super Mario Galaxy y las entregas tradicionales de NES.

Super Mario 3DS - Impresiones E3 11 - Avances

Como ya se ha dicho, este es un juego de homenaje a lo clásico. Gran muestra de ello son los constantes guiños que encontramos a lo largo del desarrollo del título, como puede ser el tiempo límite para superar una fase, la banderola a la que tenemos que subir al final de cada nivel para finalizarlo, el volver a hacernos pequeños si recibimos un golpe de algún enemigo, poder tener un item en reserva, o el más llamativo, el traje de mapache, que si bien no nos permitirá volar como en , sí que nos proporcionará ese tiempo extra en los saltos, a modo de planeo con la cola. Además, también podremos repartir coletazos a diestro y siniestro para eliminar enemigos y romper los bloques que encontraremos desperdigados por el escenario.

Sin querer desvelar mucho más, nos ha gustado especialmente el nivel del jefe final que estaba disponible en la demo. Este nivel era de avance en scroll lateral, y tenía lugar en uno de los barcos voladores que servían como fase de final de mundo en Super Mario Bros. 3. Al final de la fase nos esperaba uno de los vástagos de Bowser, a quien teníamos que derrotar, como no podía ser de otra forma, saltando sobre su cabeza (¿A que no sabéis cuantas veces?). En otra de las fases, corta pero intensa, teníamos que ir activando unos interruptores que hacían aparecer unas baldosas que iban construyendo el camino del nivel, pero que desaparecían al poco tiempo. También pudimos probar un nivel más abierto, con varios caminos en los que encontrar fases de bonus y las tres monedas especiales que esconden cada nivel. Eso sí, por desgracia no pudimos descubrir el nivel secreto que en teoría había en la demo, y sobre el cuál Miyamoto sólo dio una pista para encontrarlo: "Tortuga"
Super Mario 3DS
Para finalizar, decir que a nivel técnico Super Mario 3DS alcanza unas cuotas muy altas, bastante cercano a sus homólogos en Wii. Todo se mueve con muchísima suavidad, el efecto 3D se ha implementado de una forma muy natural y los escenarios ganan riqueza en profundidad y nitidez con el efecto activado. El conjunto visual del juego, en definitiva, está parejo a Mario Galaxy, lo que habla muy a su favor. 
En definitiva, Mario vuelve a no decepcionar. Sigue ofreciendo lo que todos los fans quieren, con novedades, y a unas cuotas de calidad altísimas. El hecho que sea un homenaje a los juegos que salieran en NES hace más de veinte años es un detallazo hacia el jugador que se traduce en un original diseño de niveles, así como en una gran cantidad de elementos clásicos de la franquicia repartidos por los escenarios y un nuevo aporte en la jugabilidad a través del traje de mapache. Y es que, tras nuestro primero contacto con Mario en 3D, la sensación final que nos queda es que el fontanero sólo sabe volver por una puerta, la grande.

JuegosDB