Portada » Avances » Spore Hero - Reportaje especial

Spore Héroes (Spore Hero)

Descubre hasta el último bicho o recoveco del proyecto exclusivo de EA para Wii, de mano de sus desarrolladores.

Spore Hero - Reportaje especial - Avances

Y de una costilla...

El taller de creación es, metafóricamente, el nido donde se alojó tu cascarón. Con solo volver a él se activará el impresionante editor, traído y convertido desde PC para mantener todo su poderío (nos prometen que las posibildades son practicamente iguales, y así se intuye). Es cierto que al principio, este editor parecerá vacío y guiado, pues depende de las pocas partes disponibles al comienzo de la aventura. Aun así, es interesante para conocer su manejo de forma progresiva.

Los botones y las pantallas de iconos han crecido en Wii para facilitar su uso en los 480p. El arrastrar y soltar se ha reducido y se han asignado retoques de colocación a la cruceta digital. La creación pareció fácil, dinámica y bien adaptada al mando, incluyendo movimientos algo más complejos como la colocación de partes en la profundidad del cuerpo.

Además, se pueden dividir las partes obtenidas según la habilidad que representan. Por ejemplo, en las categorías "saltar" o "bailar" tendremos las patas. De esta forma, el jugador puede ir al nido a editar su bestia con lo necesario para la siguiente misión, a sabiendas de que servirá.

Spore Hero EA Montreal

La consecución de partes es la excusa para investigar el terreno y completar el juego al máximo. También es algo con lo que EA acostumbra a abrumar (por la cantidad de elementos escondidos), por lo que será clave para la extensión del título. Hay varias formas de conseguir partes para el editor: con objetivos o misiones, con relaciones con otros seres o comprándolas.

En los primeros compases de la aventura vivimos diversas situaciones que definían este estilo aventurero dependiente de misiones y partes a encontrar. Lo destacable es que las misiones huyen de la norma con una profundidad inesperada. Vimos una lucha entre criaturas (ya teníamos brazos) en la que había que tener reflejos, golpear en el momento justo y aguantar una barra de vida, cual juego de lucha. En otra ocasión había que asociarse con un bicho vecino cantando los mismos tonos que él, acción asignada a distintos ángulos del Wiimote. Algo similar pasaba con el baile, otra prueba de coordinación (obviamente similar a Boogie, del mismo estudio).

 Spore Hero Wii EA Montreal

Poner a bailar a tu creación puede ser ridículo, cómico, absurdo, sorprendente... una invitación para probar nuevas formas.

La variedad en este sentido no parece, a priori, un problema. Las ideas de la gente de EAM seguían demostrándose en otros ejemplos, a cual más ingenioso. Hubo una carrera (la del vídeo) en la que alcanzar a un fortachón que la liaba en el valle a base de pedradas, donde las patas elegidas tendrán su importancia. Pero la que más nos gustó fue la misión de ligoteo. En Spore Hero puedes ser majo o borde con cada bestia, y esto derivará en una relación distinta y, lo más importante, en las partes que conseguirás de esa relación (otra de las claves del juego). En este caso, una criatura quería resultar atractiva a otra del valle, pero su look no parecía apropiado. Si conseguimos partes similares al monstruo a ligar, la decoración de nuestro nuevo amigo resultará en una cita exitosa. Por lo tanto, las ediciones no se limitarán a nuestro personaje, aunque esas sean las más transcendentales.