Portada » Avances » Shinobi - Impresiones

Shinobi

El clásico de SEGA se amolda al mundo portátil

Shinobi - Impresiones - Avances

Mi primer recuerdo de Shinobi es el de mirarlo con ojos anhelantes en el salón de recreativas que había enfrente de mi casa. Mi segunda toma de contacto con el ninja se SEGA fue en casa de un amigo, con el cartucho 3 en 1 que hacía pack con la MegaDrive (Golden Axe, Shinobi y Street of Rage, ahí es nada). Ambos juegos poco tenían que ver entre ellos, salvo por el hecho de que encarnabas a un ninja que atravesaba escenarios acabando con oleada tras oleada de enemigos, ni siquiera eran el mismo título ya que en la versión doméstica teníamos el traje completo de ninja, hacíamos magias y en vez de lanzar estrellas ninja usábamos kunais.

Shinobi 3DS es el remake de ese Shinobi de MegaDrive que nos tuvo a mi amigo y a mi pegados a la televisión mientras nos alternábamos el mando con el añorado “fase o vida”. Lo tiene todo: un ninja que busca venganza, lanzamientos de kunais, magias elementales, hordas de enemigos y un desarrollo por niveles muy plataformero. Pero SEGA no se ha limitado a hacer una simple conversión, sino que ha adaptado el título a los tiempos modernos.

De polígonos, textura y efecto 3D

Es cierto que visualmente deja un poquito que desear. No es nada del otro mundo, tanto en modelado de personajes, escenarios y texturas. De hecho, hay un nivel en el que nos movemos en un río subterráneo que rechina bastante. Compensa esta carencia con la intención de usar las 3D para algo más que el típico “juego en una caja”.

impresiones shinobi nintendo 3ds

Cambiamos a menudo a niveles con desarrollo diagonal, en el que nos movemos hacia el interior de la acción. En el techo de un tren, en una persecución en una autopista, a lomos de un caballo… Son niveles que rompen la monotonía de la vista lateral y sirven de excusa para introducir nuevas mecánicas de juego más allá del “mata a todo lo que se mueve” que amenizan el desarrollo.

Respeto por el estilo arcade clásico

impresiones shinobi nintendo 3dsPorque es aquí donde destaca Shinobi, en su jugabilidad totalmente arcade. Un género que ya no se ve muy a menudo, pero que resulta ideal para el mundo portátil. En el tiempo que dura el trayecto para ir al trabajo nos da tiempo a intentar pasarnos un nivel del juego. Y digo intentar porque la dificultad está muy ajustada. Tenemos vidas limitadas y al principio nos costará adaptarnos al sistema de combos de la espada y a los power up que nos mejoran los kunais (un solo golpe y perderemos toda la acumulación de combos y cualquier tipo de mejora que tengamos). Habrá que aprender a racionarnos las magias, ya que los pergaminos que nos reponen su uso escasean, y, sobre todo, a usar con cabeza los kunais, ya que tienen tiempo de reutilización y la mayoría de los enemigos finales sólo son vulnerables un corto periodo de tiempo.

Si por casualidad perdemos todas las vidas, tranquilos, podremos continuar todas las veces que queramos… pero empezando de nuevo desde el principio del nivel. Y creedme, hay niveles que duran más de 8 minutos y no hace ninguna gracia tener que empezar desde el principio. Pero que quede una cosa clara, si esto ocurre el jugador tiene siempre muy clara la sensación de que ha sido culpa suya, y no del juego. Ha sido nuestra torpeza o precipitación la que ha provocado nuestra caída, y la derrota sólo sirve de acicate para levantarnos y volver a la carga.