Portada » Avances » Resident Evil: The Darkside Chronicles - Impresiones

Resident Evil: The Darkside Chronicles

Desde la primera demo de Umbrella Chronicles hasta este primer contacto con Darkside Chronicles ha llovido mucho. ¡Oh, sí! Una barbaridad.

Resident Evil: The Darkside Chronicles - Impresiones - Avances

De cómo un juego descuidado y sin tirón, cutre en muchos aspectos, pasó a convertirse en un buen título, satisfactorio para los seguidores de la saga y en una gran experiencia on-rails, sin momentos trepidantes, pero con este toque Resident Evil tan especial. The Darkside Chronicles apunta más alto.

El nuevo Resident Evil para Wii coge la fórmula de su predecesor, mejora lo mejorable y no toca lo que estaba bien. Expande el concepto on-rails a un nuevo nivel, innovando en un género que posee muchas de sus joyas en Wii. Abandona en gran medida el pausado ritmo del The Umbrella Chronicles y recupera las raíces arcade del género, mucho más trepidante, pero conserva momentos de tensión, jugando con los tiempos.

El motor parecería una actualización del usado en el Umbrella, lo que no es malo, ya que este probó ser muy sólido y funcionar bien en los espacios cerrados de un juego sobre raíles. Sin embargo, sí es cierto que no lo han dejado tal cual. Han mejorado enormemente los modelados de los personajes, la iluminación parece más trabajada  y, sobre todo, destacan las animaciones de los zombis, mucho más naturales, sobre todo en la forma que reciben las balas. Incluso ante un proyecto inacabado, sorprenden los efectos del fuego, muy natural, y de las explosiones. Los escenarios prometen ser tan destruibles y estar tan llenos de secretos como su predecesor.

Aún así, es cierto que falta un poco de trabajo en las texturas, sobre todo a cortas distancias, que todavía están poco definidas y se pixelan. También hubo alguna caída puntual del framerate, pero ya que aún quedan muchos meses de desarrollo no son críticas que ahora mismo resulten pertinentes. Por ahora, decir que en el terreno visual, Capcom se ha superado a sí misma y ofrece un despliegue muy, muy satisfactorio.

Probablemente los mayores cambios se hayan hecho desde el punto de vista narrativo. Se ha hecho mucho más hincapié en la atmósfera terrorífica de la ciudad de Racoon y se ha trabajado mucho en la forma en la que el jugador interactúa con ella. La cámara ahora es muy dinámica, con muchos más giros y más rápidos, jugando a sobresaltarnos, y en los momentos en los que huimos, se bambolea de un lado a otro dificultando enormemente nuestra visibilidad y, por ende, que apuntemos con precisión. También hay situaciones en las que veremos a nuestro compañero, acentuando la impresión de la primera persona, y se han intercalado elementos cinemáticos, como cuando te quedas aturdido unos segundos en el suelo y oyes disparos a tu alrededor sin que puedas hacer nada.

Como era de esperar, el multijugador favorece la experiencia de juego. Las pautas habituales durante la partida serán ayudarse a la hora de matar zombis (o perros y demás criaturas poco amistosas) y repartirse todo lo que pueda encontrarse por el escenario, premisas habituales en todo buen on-rails que se precie. Una experiencia breve pero recomendable para saborear todos los cambios introducidos en Resident Evil: The Darkside Chronicles.

::Deja tu opinión en el foro::

Por Luis Gil y José Manuel Bringas