Portada » Avances » Rayman Raving Rabbids con impresiones

Rayman Raving Rabbids

Michel Ancel jamás se imaginaría que su personaje más carismático llegaría tan lejos. Y menos aún, acompañado de delirantes conejos. Rayman: Raving Rabbids es la cuarta entrega de esta serie y una de las novedosas apuestas para Wii de parte de Ubisoft.

Rayman Raving Rabbids con impresiones - Avances

Rayman se ha caracterizado por ser la mascota de Ubisoft y en sus inicios en los 32 bits se convirtió en un plataformas de éxito. Más tarde, se lanzó Rayman 2 en lo que fue el salto a las 3D. Una gran adaptación de la esencia de Rayman que dio lugar a uno de los mejores juegos de este personaje. También hubo una secuela: Rayman 3, afianzando a tan carismático personaje dentro del mundo de los videojuegos. GBA también recibió su ración de Rayman con una adaptación para la portatil de la segunda parte de este saga.

Ubisoft se encarga tanto de su desarrollo (concretamente la división de Montpellier, creadora de otros juegos de la serie como Rayman 2, Beyond Good and Evil o King Kong) como de su distribución para esta última entrega de la serie: Rayman Raving Rabbids.

La historia nos cuenta cómo en el mundo de Rayman habitaban unos encantadores conejos que eran atacados por animales más fieros. Cansados de esta situcación, se ocultaron durante un tiempo y se prepararon para la invasión del mundo. Ahora lo que claman es venganza. Por ello Rayman es secuestrado y encarcelado como tanta otra gente del mundo y obligado a realizar pruebas para el divertimento de los conejos, como si se tratase de un circo romano. Tu objetivo consiste en ayudar a Rayman a superar estas pruebas y poder salvar el mundo. Así, cada día dentro del juego (de un total de 12 a 15) seremos puestos a prueba en varios minijuegos intentando superarlos para ganar mayor reputación. Cada cuatro minijuegos aparecerá un jefe final que dará la lleve a la siguiente sección.

Bajo estas premisas, nos encontramos ante un party-game. Cuando Michel Ancel anunción que la 4ª entrega de la serie lo sería, mucha gente no quería aceptar que no fuese un plataformas. El creador, se defendió: "Pensamos que este tipo de juego y lo que conlleva un cambio tan radical de genero concuerdan perfectamente con Wii". Aún así, se tiene la sensación de que el guión principal es solo una excusa para hacer un juego de este tipo, como una base idónea para entretener al jugador con multitud de minijuegos sin que repare en la historia. Pero si lo analizamos en detenimiento, pocos party-games poseen un guión tan elaborado, siendo la función de estos últimos la de entretener.

Dentro del propio juego podremos encontrar alrededor de 80 minijuegos repartidos en 4 categorías. La mayor parte de ellos tendrán que ser desbloqueados jugando en el modo historia, para poder disfrutarlos luego con nuestros amigos o familiares. Una vez elegido el minijuego se nos explica el funcionamiento de dicha prueba mientras que un conejo animado nos lo muestra en la pantalla. Nos encontraremos con algunos minijuegos que harán uso únicamente del Wiimote, mientras que la gran parte necesitará un Nunchaku (elemento que en la presentación del pasado día 16 no nos proporcionaron hasta pasado un rato). A continuación se explicará con más detalle algunos de los minijuegos que componen Rayman Raving Rabbids:

-Los conejos no saben volar:

Objetivo: lanzar al conejo que te acompaña en una vagoneta lo más lejos posible. Para ello debemos agitar de arriba a abajo y con rapidez, tanto el wiimote como el nunchuk. Haciendo esto, la vagoneta cogerá cada vez más velocidad y antes de llegar al tope debemos pulsar el botón B, frenando en seco y haciendo que nuestro querido compañero salga disparado. Se contarán entonces los metros que el conejo haya recorrido. Obviamente ganará quién más metros haya logrado alcanzar.

Impresiones del control: este minijuego es, simplemente, intuitivo y fácil. Responde a la perfección tanto al agitar los mando como al frenar la vagoneta. Ver como el conejo se estrella a cámara lenta contra el suelo mientras emite ese grito tan peculiar no tiene precio.

-Los conejos son adictos al zumo de zanahoria:
Objetivo: evitar que los conejos se aproximen a tí. Nada más empezar, comenzarán a venir algunos equipados con unas gafas de buceo. Conociendo el  objetivo pasamos a la acción. Rápidamente agitamos el nunchuk horizontalmente (como algunos ya sabremos ¬¬) y con el Wiimote apuntaremos a los conejos, equipados con gafas de buceo. Cuando hayamos llenado hasta el tope las gafas, el conejo poseedor de estas caerá al suelo, asi evitaremos que se acerque a nosotros.

Impresiones del control: Este minijuego requiere gran rapidez de pensamiento, ya que al comenzar la partida solo vendrán un par de conejos a la vez, pero a medida que avancemos y sigamos en pie, todo se llenará de conejos locos con gafas de buceo sedientos de zumo de zanahoria. La acción de agitar no es excesivamente dura, es decir, con poco que hagamos el movimiento el zumo comenzará a brotar. De hecho, cuanto más rápido agitemos el nunchuk más potente será tu chorro; mientras que el Wiimote, haciendo uso de sus principales características, responde a la perfección en lo que al apuntado se refiere.

-A los conejos les gusta hacer las cosas por sí mismos:

Objetivo: Ganar cuantos más puntos mejor antes de que se acabe el tiempo. Para ello deberemos sujetar nuestro Wiimote, en la postura más cómoda que encontremos, ya que para este juego se necesita tener mucho pulso. A continuación se nos presenta un conejo frente a un plato dispuesto a comer lo que tú le dibujes. Ahora nos saldrá una silueta en verde de lo que al conejo le apetece comer y nosotros deberíamos ser capaces de, sólo con el wiimote y mientras mantenemos apretado el botón A, conseguir dibujar la silueta que nos muestran y que permanece en la prueba. Cuanto más acertado sea nuestro dibujo (es decir, sin salirse de las líneas) más puntos nos darán.

Impresiones del control: increiblemente sensible. Todo cuanto hacías con el Wiimote (ya fuese un leve temblor) lo reflejaba en el dibujo. Solo para aficionados a Trauma Center.

-Los conejos no saben que hacer con las vacas:
Obejitvo: lanzar la vaca lo más lejos posible. Al igual que el minijuego "los conejos no saben volar", de parecida temática, ganaremos si nuestra vaca es la que más lejos ha llegado. Comenzaremos en un círculo sujetando una vaca por una cadena que tenemos agarrada en nuestras manos. Moveremos el Wiimote en círculos, como si realmente tuviesemos enganchada esa cadena y cuando hayamos cogido suficiente potencia la haremos volar pulsando el botón B.

Impresiones del control: igual que los demas minijuegos, no hace falta esforzarse mucho para conseguir una mayor velocidad. Eso si, hay que tener mucha puntería y saber cuando dar al botón B si no queremos ver como la vaca aplasta a uno de los conejos del público y mientras el pobre animalito clama por su vida entre gritos y lloros.