Portada » Avances » Pokémon Battle Revolution (impresiones JAP)

Pokémon Battle Revolution

La versión japonesa de este juego de puro combate nos ha permitido vislumbrar las cualidades de este primer Pokémon en Wii.

Pokémon Battle Revolution (impresiones JAP) - Avances

Pokémon Battle Revolution es un juego pionero en Wii. Para empezar, es la presentación de las mascotas más famosas de finales del siglo XX en la nueva consola de Nintendo y, sobre todo, porque es el título que estrena el juego online a través del Nintendo Wi-Fi Connection en Wii y la conexión de ésta con Nintendo DS y sus cartuchos. Dicho esto, Genius Sonority ha creado un juego bastante sencillo que únicamente permite librar batallas -eso sí, de todo tipo- entre criaturas.

Sin embargo, nuestra primera prueba no sirvió para comprobar estas novedades. Nintendo nos ofreció la versión final japonesa, pero no estaban disponibles estas modalidades tan apetecibles y nos conformamos con unas partida a un único jugador. Este modo sirve para extraer las primeras conclusiones de un título cuyo manejo y características ya han sido descritas en el avance de Revogamers sobre Pokémon Battle Revolution.

Jugar esta partida supuso superar la barrera idiomática para alguien que no entiende nada de japonés. Por eso, el mero hecho de lograrlo fue una positiva sorpresa. Nada más comenzar, y una vez superada la intro que ya conocimos hace muchos meses a través de los vídeos -Press Start- comienzan a fluir gran cantidad de menús. Una sucesiva exploración, guiándonos por los dibujos y los conocimientos previos sobre el universo Pokémon, permite descubrir las múltiples opciones del título.
En todo momento, una clónica azafata, acompañada por Pikachu, nos orienta en las elecciones que necesitemos hacer. Así, navegando a ciegas, descubrimos por ejemplo un apartado en el que podemos configurar nuestro luchador: su físico y su ropa; aunque primero será necesario obtener unos créditos o puntos en las batallas. En unos cuantos minutos la situación estaba controlada, lo que demuestra la sencillez de una interface que puede ser utilizada incluso sin ser entendida.

Tras explorar un poco más los menús e indagar esa frustrada conexión a internet, logramos seleccionar un personaje. El siguiente paso fue configurar un equipo de tres Pokémon de entre todos los que posea ese entrenador (entrenadora en nuestro caso). Los elegidos fueron Charmeleon, Venusaur y Rhyhorn, un tridente clásico para un jugador hecho entre Pokémon Rojo Fuego y Pokémon Amarillo. Sin apenas tiempos de carga, la máquina seleccionó automáticamente un rival y un escenario. La batalla iba a comenzar.

El sistema de combate de Pokémon Battle Revolution es básicamente el mismo que ha mantenido la saga durante toda su andadura. Cada luchador lanza una pokeball con su primer pokémon para comenzar. Por turnos, empezando por nosotros (a excepción de que el contrincante posea un pokémon sensiblemente más rápido) seleccionamos un ataque de entre los cuatro disponibles. Una vez elegido, una secuencia cinemática muestra los resultados sacando a relucir toda clase de luces, brillos y otros efectos. La victoria es para el jugador que derrote antes a los tres pokémon del enemigo.