Portada » Avances » Pikmin New Play Control - Impresiones

Pikmin (New Play Control)

El Capitán Olimar vuelve a salir de su nave y no para combatir contra otros compañeros de Nintendo. Recolecta pikmin como hace 7 años; pero ahora en Wii.

Pikmin New Play Control - Impresiones - Avances

 Estamos sumergidos en el espacio, tranquilos y sin pensar en que nos pueda suceder ningún desafortunado imprevisto. Pero la vida es caprichosa y un asteroide impacta contra nuestra nave, que aterriza forzosa y malamente en un planeta completamente desconocido. Una vez en tierra, salimos de nuestro malogrado vehículo. Somos Olimar, un pequeño y rechoncho viajero de un planeta lejano que tiene apenas 30 días para vivir antes de quedarse sin aire. Y para colmo nuestra nave está prácticamente desguazada, pues hemos perdido piezas en el aterrizaje.

Es entonces cuando vemos un brote en la tierra y, curiosos nosotros, sacamos al primer pikmin de todo el juego… Todo esto nos resulta familiar: es el comienzo de Pikmin, uno de los títulos más sobresalientes de la primera hornada de juegos para GameCube. Ha pasado el tiempo y Nintendo ha querido revivir estos clásicos del cubo para rejugarlos con un control adaptado al Wiimote bajo etiqueta New Play Control.

El comienzo y los primeros días son iguales que en el original de GameCube. No parece que haya cambios en la historia y, al igual que en el 2002, tenemos 30 días para obtener las mismas 30 piezas necesarias (en aquél no era obligatorio tener todas, suponemos que en Wii podremos prescindir de algunas otra vez). El primer día se enfoca en conocer a los entrañables pikmin rojos y aprender a movernos por este planeta remoto del que tan pocas cosas conocemos. Este día dura eternamente y no hay “contrarreloj”; pero a menos que queramos vivir siempre en el mismo paraje terminaremos yendo a nuestra nave para estar a salvo por la noche.


Es en el segundo cuando realmente conoces la rutina que te aguarda: cada día dura un tiempo fijado y el sol prosigue con esa ruta que va del amanecer al ocaso, y por la noche tocará volver a ponerse en órbita para evitar a los depredadores nocturnos ¿Desarrollo? Invierte sabiamente tu poco tiempo en criar pikmin y recuperar piezas, cueste lo que cueste. Para ello contaremos con pikmin de 3 colores: rojo (resiste el fuego), amarillo (salta más y maneja bombas) y azul (sabe nadar).

Si hay un motivo que da sentido a esta reedición es el nuevo control: ahora podemos manejar a Olimar y sus pikmin con el Wiimote y el Nunchaku. Los cambios han sido lógicos, la "A" y la "B" siguen teniendo la misma función que siempre (lanzar y llamar respectivamente), "c" separa los pikmin en grupos según su color, con "+" para acceder al menú de a bordo, "–" para adelantar nuestra vuelta a la nave o cambiar de partida y con el stick manejamos a Olimar. Por otra parte tenemos para controlar la cámara el botón "Z" (la sitúa detrás del Capitán), izquierda y derecha en la cruceta para cambiar el zoom y arriba para pasar a una vista cenital (o volver a la habitual). En ese aspecto la cámara sigue igual que en GameCube, ofreciendo cierta variedad a gusto de cada uno. Pero no por ello hay cambios relativamente novedosos.