Portada » Avances » PES Wii 2009 - Impresiones

Pro Evolution Soccer 2009 (PES Wii)

Vuelve a Wii la evolución en los juegos de fútbol de Konami. Primer contacto Revogamers.

PES Wii 2009 - Impresiones - Avances

La serie Pro Evolution Soccer tiene un gran recorrido y una legión de fans incondicionales tras de sí.  Con una jugabilidad directa e incisiva, consiguió coronarse como el rey del fútbol en el ocio interactivo. Pero dicen que todo lo que sube, baja y PES no iba a ser una excepción. Las últimas entregas han sufrido la lacra del estancamiento y no han sabido reinventarse mermando la calidad de un producto que se antojaba exquisito.

Hace más de un año Konami presentaba PES 2008 para Wii: nueva fórmula, nuevo control y un vendaval de aire fresco que revolucionó el panorama de los juegos deportivos en general y de los futbolísticos en particular. Con una propuesta a medio camino entre la estrategia en tiempo real y el simulador deportivo, consiguió revitalizar la franquicia y llevar la experiencia jugable en Wii hasta límites jamás concebidos.

Es ahora cuando hemos podido disfrutar un buen rato de la nueva edición, nos hemos puesto las botas y hemos saltado al césped. Pro Evolution Soccer 2009 esta aquí para seguir con lo que inventó.

Lo primero e indispensable será pasar por el completo tutorial que dispone el título,  donde repasaremos todo lo aprendido en PES 2008 y donde tendremos las primeras tomas de contacto con las pequeñas variaciones del control con Wiimote y Nunchaku. Así, por ejemplo, dispararemos a puerta apuntando a la pantalla y pulsando 'B' o moveremos a nuestro defensa en un movimiento de desplazamiento lateral para tapar la carrera del contrario. Llegado el momento de ponerlo en practica, organizamos un partido que bien podría darse en la siguiente jornada de la liga española: Barcelona-Deportivo de La Coruña.

El balón rueda por el césped, rápidamente se llena la pantalla de unas flechas ya conocidas, toques en corto, pases largos, desmarques y balones al hueco; todo parece igual, pero algo ha cambiado. El ritmo de juego ha descendido, o como dicen los expertos, el 'timing' es menor. Ahora hay que tocar más, mover el juego de un lado a otro y si no encontramos huecos, de nuevo atrás y a empezar de cero. Pronto empiezan a sucederse las jugadas al primer toque, las llegadas al área empiezan a ser frecuentes y en la primera oportunidad clara, movimiento de Nunchuk y el balón a la grada. Sí, movimiento de Nunchuk, ya que el juego conservará el anterior modo de tiro a puerta junto con el nuevo, lo que nos invitaba a realizar el primero debido a la costumbre.

También notamos una mejora en la Inteligencia Artificial de los jugadores, que se posicionan de manera más correcta y fallan en menos ocasiones, sobre todo en defensa. Uno puede subir sin miedo con Alves por la banda y preparase la jugada, que cuando toque la contra Keita estará esperando en su lugar con una magnífica cobertura. También se puede aplicar a los centrales, más pacientes.