Portada » Avances » PES 2008. Nueva mentalidad. Impresiones

Pro Evolution Soccer 2008 (PES Wii)

Konami revoluciona el sistema de control de juegos de fútbol para adaptarlo a los controles de Wii, y no al revés.

PES 2008. Nueva mentalidad. Impresiones - Avances

 Pero sin duda lo peor de este juego son sus menús, repletos de botones gigantes para ser gestionados con el puntero, sobre todo para quien haya jugado a alguno de los PES anteriores. Ya no los iniciales de selección de juego, si no los menús de selección y gestión de equipo. La estructura tradicional a tres columnas, una para cada equipo y otra para las opciones repletas de información y dispuestas para usarse a la velocidad de la luz, ha cambiado por otra a dos columnas en las que todas las gestiones se hacen a base de click. Además, las opciones de comparación de las características de un jugador con otro a través de las tablas estadísticas son más feas, por no hablar de que se ha suprimido el pentágono de habilidades tan útil. A cambio, se ha incluido un campo en miniatura en el que se plantan las cabezas de los jugadores, y que permite seleccionarlos y arrastrarlos por todo el terreno de juego hasta encontrar su posición. Es más vistoso, pero mucho menos ágil.

En lo que no destaca absolutamente nada Pro Evolution Soccer 2008 en Wii es en su apartado gráfico. El aspecto general es mediocre, es decir, prácticamente idéntico al de la versión para PlayStation 2 que lleva unos meses en las estanterías. Los jugadores están bien animados, y los rostros están suficientemente bien recreados como para reconcer a cualquier jugador conocido. También están bien creados la multitud de estadios reales que han sido incluidos, como por ejemplo el Santiago Bernabeu o el Sánchez Pizjuán, pero no lo que hay dentro de ellos. El público es una horrible capa plana con bolas de colores moviendo sus brazos de forma descontrolada. Mejor quedan el sonido y los efectos, que al fin y al cabo son exactamente los mismos que los que poseen el resto de versiones, y en los que destaca de forma agradable las voces conocidas de Julio Maldini y Juan Carlos Rivero.


Tras una hora y media de juego continuo en las oficinas de Nintendo con el juego de Konami, no me encuentro en posición de emitir un juicio definitivo sobre el conjunto. Es un PES nuevo y distinto, y por tanto hace falta más tiempo para adaptarse. Acostumbrarse al nuevo control no es nada complicado, especialmente en ataque, y no me cabe ninguna duda de que aún quedan muchas posibilidades y trucos por descubrir que darán más opciones y profundidad al juego. De un vistazo ya se pueden encontrar algunas virtudes, como esa enorme mejoría en el pase al hueco, o ese desastre que son los menús. Pero no cabe duda de que todo jugador de títulos de fútbol debe probar esta nueva apuesta, tan apropiada para los mandos únicos de Wii.

::Comenta el avance o deja tus dudas en el foro::