Portada » Avances » Paper Mario: Sticker Star

Paper Mario Sticker Star

Mario se pasa a la fiebre de las pegatinas

Paper Mario: Sticker Star - Avances

Hace ya más de 10 años que Nintendo sorprendió a medio mundo con Paper Mario, y en especial a los seguidores del fontanero, con un nuevo alarde de creatividad e imaginación propia de la casa. Heredero espiritual de Super Mario RPG para Super Famicom, y desarrollado por Intelligent System, el cartucho de Nintendo 64 trasladaba el universo Mario al mundo del papel y de la cartulina con una estética propia de libros infantiles o pop-up y un sistema de juego a medio camino del RPG y las plataformas. Las buenas críticas recibidas, además del considerable éxito comercial, propiciaron la continuación del juego en los siguientes sistemas de Nintendo y, con la llegada de Wii, la consiguiente aparición de Paper Mario para la Consola Virtual.

Por fin, el próximo 7 de diciembre, llega a 3DS la cuarta y esperada aventura de la saga: Paper Mario Sticker Star. El juego comienza como si de un libro se tratase, introduciendo al jugador en la Feria de la Pegatina, un acto que cada año se celebra en el Reino Champiñón. En la noche del festejo, el Cometa Pegatina cae desde el cielo con la promesa de hacer realidad los sueños de los habitantes del Reino. Pero en esta ocasión, el malvado Bowser irrumpe en la celebración, donde la Princesa Peach hace de maestra de ceremonias, llegando a tocar el cometa y provocando su división en seis partes, las llamadas Pegatinas Reales, que salen disparadas a distintas y remotas ubicaciones.

Una de estas partes cae directamente sobre Bowser ( en versión pegatina) convirtiéndolo en una versión holográfica del mismo y atribuyéndole un super poder que causa el caos en el pueblo donde se realiza la celebración… Y aquí comienza la nueva aventura. Nos encontramos con nuestro Mario en versión pegatina hecho una bola que tendremos que despegar pulsando el botón “A” repetidamente hasta que se estire por completo y recupere su aspecto. A continuación, una misteriosa voz nos pide ayuda desde un póster de Peach. Cuando conseguimos despegar una extraña pegatina en forma de corona del póster, se nos revela con un humor absurdo propio de esta saga culpándonos de la catástrofe.  Cuando por fin conseguimos calmarla se presenta como Tina, la guardiana de las Pegatinas Reales, procedente de la Estrella Pegatina y a la cual, como buen héroe, nos comprometemos a ayudar en la búsqueda de las pegatinas y, como no podía ser de otro modo, de la Princesa Peach desaparecida en medio del drama.

Después de esta introducción, los primeros compases del juego transcurren despegando a todos los Toads que han quedado pegados, doblados y escondidos por todo el pueblo por culpa de nuestro archienemigo y aprendiendo las primeras y fundamentales herramientas de juego: saltar, despegar pegatinas, usar el primer regalo de Tina, un álbum para guardar pegatas que manejaremos con la pantalla táctil, y también el primer regalo del primer Toad rescatado, un martillo. Mientras que en el álbum acumularemos pegatinas de forma limitada que nos ayudaran en las futuras luchas, recortes de pegatinas útiles en los puzzles o cosas como una tijera o un ventilador, el martillo nos servirá para descubrir pegatinas ocultas o entrar en batalla con un enemigo a base de golpes. Es durante estos primeros momentos donde el jugador quedara prendado de unos escenarios en 3D perfectamente realizados y contrastados con unos personajes planos que consiguen que realmente uno crea encontrarse ante un libro de pegatinas o un mismo álbum de cromos.

Paper Mario Sticker Star

Siguiendo la aventura y tras conseguir devolver a la normalidad la plaza del pueblo doblada por completo tras el incidente, encontramos el punto de partida al mapa central que nos servirá de acceso a los diferentes niveles del juego. También una tienda donde comprar pegatinas y a la que volveremos asiduamente para abastecernos, un cargador de vida y un punto de salvado, entre otros.

Una vez en el mapa, de similar aspecto al de cualquier aventura de la saga Mario Bros., accederemos a los niveles donde la rutina del juego hace aparición. Pasaremos por bosques frondosos, desiertos, el puerto marítimo y demás entre conversaciones, búsqueda de pegatinas, resolución de puzzles y las numerosas batallas. En todos los niveles jugados en estas primeras horas, salvo luchas inevitables contra algún jefe de nivel, todas pueden ser esquivables ya que cada enemigo es visible en pantalla paseando por el escenario. Si decidimos entrar al trapo, solamente tendremos que saltar sobre él o golpearle con el martillo entrando así a un sistema de lucha por turnos donde por fin haremos uso de las múltiples pegatinas que hemos acumulado en el álbum y que presentan diferentes poderes (una pegatina de bota no hará el mismo daño o efecto que una pegatina holográfica o que un martillo rojo o una pegatina tijera). Hasta lo jugado, los enfrentamientos no presentan mayor complicación y tampoco llegan a hacerse repetitivas.

Paper Mario Sticker Star

La ambientación no podría ser mejor, los gráficos de nivel vienen acompañados de una música relajante a la par de amena – muchas versiones de clásicos de la saga - que hacen que la experiencia audiovisual sea completa. Algo a tener en cuenta ya desde este primer acercamiento al juego es que sin lugar a dudas el uso del 3D se hace fundamental para disfrutar 100% de una experiencia única, haciéndole perder la sensación de profundidad y, por añadir un poco de dramatismo, el alma al juego.

Y hasta aquí puedo leer. No os perdáis el análisis completo de esta nueva aventura de Mario que puede convertirse por meritos en el juego de este invierno.

¿Qué opináis de Paper Mario Sticker Star?