Portada » Avances » Muramasa: The Demon Blade - impresiones finales

Muramasa: El Sable Maldito (The Demon Blade - Oboro Muramasa Youtouden)

OMY-God.

Muramasa: The Demon Blade - impresiones finales - Avances

 

Muramasa The Demond Blade Wii impresiones finales en Revogamers

En el minuto 21 propinamos combinaciones de más de 60 golpes, tanto a los portentosos jefes finales como a hordas de monstruos. Volamos entre árboles o tejados, esquivando tajos, devolviendo shurikens y saltando filos, mientras repartimos a cada uno su merecido: a ti golpe normal, a ti te levanto y no te dejo caer, y cuando lo hago, al grupo que espera le regalo mi combo especial, para cubrirme de la bomba que cae y desenvainar el siguiente sable, para no romper el actual y limpiar la pantalla de una. Fin del combate, recuento de puntos, subida de nivel y bonus por "ni un rasguño". Falta el parámetro "satisfacción del jugador +100", pero ese lo lleváis vosotros.Muramasa The Demond Blade Wii impresiones finales en Revogamers

Nuestra previa terminó en la playa de Suruga, en un combate contra alguien especial, tan sencillo como épico, emocionante. La estrategia y velocidad con las espadas llenaba el marco, ahora más cerca, de cortes y choques estridentes, de movimientos medidos que en un escenario otrora de ensueño levantaban la arena blanca, mientras que las olas verdes y el cielo oscuro amenazaban anunciando el fin del día y de alguna vida. Y es que...

...no se ha visto nada igual

Más de un espectador eventual de nuestras pruebas ha confundido secciones de OMY (esa es nuestra antigua y cariñosa abreviatura) con una película de animación nipona. Y no nos referimos a la espectacular secuencia que arranca el juego, con un pase de créditos calcado al de un film sobre el Japón feudal, con sus mosaicos, frases superpuestas, títulos sobre reflejos de la luna o música de leyenda. Salta a la vista que esto puede pasar con muchas de las secuencias del propio juego en acción.

Vanillaware conseguirá expresar su mensaje como nunca en esta obra.  Es casi vergonzoso que todo el arte que inunda la pantalla hasta desbordarla provenga de ilustraciones a mano. Una memorable apuesta cumbre por las técnicas que primero hicieron visualmente atractivos a los videojuegos, aún inigualadas por los mundos tridimensionales.

Sólo hemos visto una sección y no cabe más talento en 480 píxeles de alto. Pocos o muchos planos frontales y de fondo se mueven con suavidad y máximo detalle, mientras unos personajes de anime fluyen ante nuestra vista atónita. Cada parte del mundo estimula al usuario con diversidad de escenarios distintos, sorprendiéndole en cada cambio.  Muramasa The Demond Blade Wii impresiones finales en RevogamersTuvimos por favoritos los bosques nocturnos, que cambiamos por la aldea de los cerezos y los faroles, de inquietante espiritualidad. Pero luego nos agradó el calor de la ciudad, nos refrescaron las cataratas y la lluvia, y nos emocionó el primer paseo por el sobrecogedor campo de trigo.

Otra buena noticia es que aún no hemos apreciado ralentizaciones notables con múltiples elementos en el escenario.

Muramasa The Demond Blade Wii impresiones finales en Revogamers Muramasa The Demond Blade Wii impresiones finales en Revogamers
Notarás efectos de lente en algunos interiores, para poder apreciar los detalles de las paredes, o de scroll circular en un bosque donde corres cual cobaya en una rueda con troncos de pinos por radios. Impresionante.

Muramasa The Demond Blade Wii impresiones finales en Revogamers Muramasa The Demond Blade Wii impresiones finales en Revogamers
El cerezo, sobreutilizado como otros iconos nipones para multiplicar la ambientación.

Lo más interesante que podemos extraer de la hora y algo de amor con Muramasa es una sensación de equilibrio medido, que deja disfrutar de los escenarios y la música, de esa secuencia de pinturas con Banda Sonora, para luego intercalar los momentos de acción y desahogar adrenalina en luchas épicas. Dos ataques a los sentidos que deseamos sigan bien compensados en el resto del juego.