Portada » Avances » Mario Tennis Open - Impresiones

Mario Tennis

También probamos sus adictivos minijuegos.

Mario Tennis Open - Impresiones - Avances

Qué minijuegos más grandes

Empezando por el final, pero por lo más sorprendente. Los minijuegos de Mario Tennis Open rebosan calidad y además son sensacionales para entrenar los distintos golpes y el control de personajes. Pudimos probar tres (habrá más, es un secreto) de ellos, todos muy adictivos en esa línea de afán de superación a base de puntuaciones, retos y niveles.

El primero, el más grande, es Super Mario Tennis, una mezcla entre ambos juegos realmente curiosa. Eliges tu personaje, que se sitúa en una pista como de frontenis. En la pared frontal, las pantallas de Super Mario Bros. más o menos adaptadas para la ocasión. Tu objetivo es llegar hasta el banderín jugando a toques contra la pared, pero atención porque el tiempo corre y la pantalla avanza muy despacio. ¿Cuál es la clave para llegar hasta el final sin que se agote el tiempo? Conseguir monedas, porque cada una te da un segundo de tiempo extra.

Ahí está la clave, en ser preciso para dar a todas las monedas, que están a distintas alturas. Así que tendrás que manejar bien el corte, el passing, la bolea o el globo para llegar a todos los puntos de la pared que, recuerda, se va moviendo. Pero lo más gracioso es que los elementos del juego siguen ahí, como las setas, la flor de fuego, los enemigos o incluso las tuberías, que te transportan a los mundos subterráneos (moneeeedas).

Si te pasas el nivel 1-1 desbloqueas el 1-2, que es subterráneo, luego el 1-3, etc. No sabemos cuántas pantallas hay, pero garantizamos que la mayoría de usuarios va a echarle muchas horas para llegar lo más lejos posible porque esto engancha y es difícil.

Los otros dos son algo más sencillos y comunes. Uno es un sencillo Peloteo Galáctico con un destello, en un escenario flotante sacado de Super Mario Galaxy, con el suelo de baldosas que desaparecen temporalmente. El objetivo es aguantar el peloteo sin que se caiga la bola por el agujero. El otro, Tirar al anillo, consiste en colar la bola por los anillos que salen en torno a la red durante un peloteo para sumar una puntuación concreta. Es simple pero engancha mucho porque hay que ser muy preciso o no habrá forma de acabar la pantalla ya que con el peloteo los anillos van perdiendo valor.