Portada » Avances » Impresiones - Pokémon Mundo Misterioso: Portales al Infinito

Pokémon Mundo Misterioso: Portales al Infinito

Mami, quiero ser pokémon.

Impresiones - Pokémon Mundo Misterioso: Portales al Infinito - Avances

La primera misión ya nos pone en situación de visitar mazmorras. En este caso, tocará viajar a la Cueva Rocosa para conseguir unas piedras azules para construir una casa para nosotros y nuestro compañero (que cambiará dependiendo de qué pokémon hayamos escogido ser). La característica fundamental de esta saga de pokémon es que las mazmorras son siempre cambiantes, modificando su mapeado cada vez que entramos, con lo que nunca nos podremos aprender su estructura de memoria.

Al más puro estilo RPG, nuestro Pikachu tenía sus estadísticas y ataques. El movimiento dentro de las mazmorras es completamente libre, aunque en el momento en el que nos crucemos con un enemigo pasaremos a una especie de movimiento tipo tablero. De hecho, el juego da la oportunidad de ver la rejilla de casillas para controlar bien nuestra posición en el escenario. Los combates son realmente sencillos, pudiendo atacar de forma normal o con los poderes del pokémon, e incluso usar objetos para reponer vida y magia. No hay riesgo de quedarnos sin vida después de un combate, ya que tenemos la opción de descansar siempre que queramos y rellenar nuestra vitalidad para afrontar la siguiente pelea de forma limpia.

Impresiones - Pokémon Mundo Misterioso: Portales al Infinito

Visualmente este Pokémon es encantador. Los modelos de las criaturas están sacados de la Pokédex 3D Pro y son muy redonditos y llenos de carisma y `adorabilidad´. Todos los pokémon que aparecen son pequeños peluches que se mueven por escenarios preciosos y coloristas. Pokémon Mundo Misterioso: Portales al Infinito es un título alegre y muy visual, con una estética muy agradable y que hace que miremos con ojos dudosos al aspecto gráfico de Pokémon X e Y, mucho más feos a priori. El efecto 3D es meramente accesorio, queda bonito, pero no es una experiencia jugable disuasoria, sólo está ahí porque se supone que debe estar ahí.

Además, es un título completamente enfocado a dichas mazmorras. Ni siquiera hay un mapa de mundo para explorar, sino que visitaremos las localizaciones directamente. Esto se compensa con unas zonas muy cuidadas y grandes, y de estructura variable, con lo que revisitarlas siempre será una novedad. En un punto nos encontramos en una de ellas una puerta cerrada con tesoros dentro, así que revisitar los escenarios parece que será necesario más adelante, aunque sólo sea para conseguir objetos raros. 

Impresiones - Pokémon Mundo Misterioso: Portales al Infinito

Pokémon Mundo Misterioso: Portales al Infinito parece un juego de rol muy sencillo y de aspecto agradable. Su historia simple es complicado que enganche demasiado, no así su sistema de juego y de avance, muy limitado a las diferentes mazmorras, que son adictivas. Eso sí, el comienzo se hace un poco lento y la historia tan descafeinada podría echar un poco para atrás a los jugadores que busquen una experiencia más satisfactoria en estos campos. Definitivamente, te tiene que gustar pokémon y su mundo para disfrutarlo completamente.

¿Qué te parece Pokémon Mundo Misterioso: Portales al Infinito?