Portada » Avances » Impresiones Metal Gear Solid 3D

Metal Gear Solid 3D: Snake Eater - The Naked Sample

Konami apuesta por lucir 3D.

Impresiones Metal Gear Solid 3D - Avances

Quien tenga una Nintendo 3DS y conexión a Internet puede disfrutar ya del sigilo y la infiltración de Metal Gear Solid: The Snake Eater 3D gracias a la demo disponible en la eShop. Es una buena muestra del tipo de juego que va a llegar a las tiendas europeas el 8 de marzo, pero no es la versión definitiva.

Esta tercera entrega de la serie más famosa de Hideo Kojima, original de PlayStation 2, vuelve a Nintendo 3DS tras pasar por un camino de espinas. Cuando se presentó la demo en el E3 de 2010 quedamos fascinados; y sin embargo, la siguiente vez que apareció en público horrorizó por no ser más que un port rápido pobre del juego original. Poco ha poco ha ido progresando hasta convertirse en lo que es actualmente, una reedición con ligeras mejoras.

Metal Gear 3DS Impresiones

La mente de cineasta de Kojima jugando con el 3D

El primer cambio que se va a encontrar el jugador está en el efecto 3D. En cuanto lo pruebas te sorprendes de la potencia que muestra. Es tan fuerte que con mantenerlo a media barra ya supera en intensidad al de la mayoría de títulos de la consola, y además es estable.

Metal Gear Solid: The Snake Eater 3D arranca (y sigue en todo momento) con una enorme cantidad de vídeo, que sirve para que Kojima y su equipo comiencen a demostrar lo bien que se mueven en este terreno. Por un momento parece que estás viendo una película 3D, esperando tu momento, pero disfrutando de cómo está conseguido mantener el efecto, jugando con la profundidad y el desenfoque de cámara. Quizá sea anecdótico para quien no sigue la historia de esta serie, pero a mi me dan aún más ganas de poder verlo todo así, de saber si han logrado mantener este nivel de aprovechamiento en toda la parte cinematográfica del juego.

También se ha aplicado durante las conversaciones con los mandos que interactúan con Snake, conocidos como códec. En la pantalla 3D aparecen las caras de los interlocutores como The Boss o Mayor, con un trazado de dibujo hiperralista, que extrañamente se mueve si giras la consola siguiendo levemente tus gestos. Haced la prueba.

Metal Gear 3D Impresiones

Pasando a la acción, todo empieza con Snake lanzándose a una zona selvática de algún lugar de la Unión Soviética. Y qué mejor forma de seguir demostrando que quieren explotar el 3D que mostrando un valle de fondo con el soldado solitario en primer plano. A su espalda, en el verdadero campo de batalla, una misión que le llevará a infiltrarse en unas instalaciones soviéticas atravesando primero una selva, un entorno perfecto para el lucir un poco más su apuesta.

Avanzando sobre sus pasos van intercalándose más elementos que en su día se colocaron para el camuflaje y hoy parece que solo están para la vista. Árboles y troncos, hierbas de más de medio metro y rocas. El efecto profundidad realmente coloca al personaje entre los elementos del escenario. Siempre hay algo moviéndose, intentando transmitir la sensación de vida junto al intenso trabajo de efectos de sonido y ambientación. Párate debajo de árbol y comenzarán a caer hojas. Escóndete entre las hierbas y verás una serpiente arrastrándose a tu alrededor o un sapo pasando por delante.

No se puede pasar por alto que el trabajo técnico en otros apartados como las texturas genéricas de entornos no están al mismo nivel, siendo conscientes de que no hay un palmo de terreno vacío. Esta demo, muy semejante a la versión final, también ha sufrido alguna ralentización, demostrando que le cuesta tirar con fluidez.