Portada » Avances » Impresiones - LEGO City: Undercover

LEGO City: Undercover

 Para jugar a GTA siendo el bueno y riendo sin maldad.

Impresiones - LEGO City: Undercover - Avances

Fue uno de los primeros anuncios para Wii U y de los pocos que ha repetido en el segundo E3 de Wii U. LEGO City Undercover ha pasado de ser un anuncio en la pantalla a un juego real, la apuesta exclusiva de Warner Bros. para la próxima sobremesa de Nintendo que tiene que recoger todo el éxito de los juegos de LEGO en Wii.

Su tráiler fue de lo más aplaudido en la conferencia de Nintendo por su sentido del humor y las bromas que salpican a toda la serie, y que por supuesto están presentes también en esta aventura. Lo único que “le falla” es que no parece ser un juego tan gamberro como prometía hace 12 meses. Aunque sigue siendo un “LEGO GTA” por jugabilidad, hay un problema ¡eres el poli! Sea como sea, con tan solo probar dos pantallas ya parece claro que esto de Traveller Tales se van a burlar de todo.

A McCain le han salido de momento dos trabajos en Wii U, cada uno representativo de dos tipos de situaciones distintas. Una en el espacio abierto de la ciudad y la otra una misión interior, mucho más parecida a las clásicas de los videojuegos de estos juguetes.

Persecución McDonald en la ciudad haciendo el cafre

La historia de la ciudad es la más representativa del juego básico, la de la mina, del su potencial. En realidad el mundo abierto se parece al de LEGO Batman 2 que ya comentamos, pero con mucha más gracias y con el uso del mando de Wii U en varias situaciones.

Nada más salir de la comisaria, McCain recibe una llamada en su transistor, que es realmente un Wii U Gamepad, y que hay que escuchar en los altavoces del mando. Su tarea es acudir al robo de un banco perpetrado por tres tipos disfrazados de payaso, que además han huido en una dirección diferente cada uno. Comienza la persecución por las calles de este mundo con el pequeño truco de que estos ladrones más o menos se quedan esperando en puntos concretos (será porque es demo o quizá porque es LEGO y su objetivo es hacer juegos accesibles).

Como en un buen GTA, los coches están a tu disposición. Pulsando el botón “Y” (sí, el que sería el triángulo de GTA) se “confisca” el vehículo a la gente que va tranquilamente por la calle, incluso se les tira fuera. Turismos, deportivos, camiones, autobuses o un segway, hay varias formas de moverse y cada una tiene su propia forma de conducir. Además, hay algunos, pocos, peatones por la calle.