Portada » Avances » Grand Slam Tennis - Impresiones Wii MotionPlus

Grand Slam Tennis

El partido se resolvió en 30 minutos, pero fuimos ganando en confianza en los últimos compases. La temporada no será fácil, ni siquiera pulsando el A.

Grand Slam Tennis - Impresiones Wii MotionPlus - Avances

EA celebró sus Community Days ayer en Madrid. En la reunión de juego se pudieron probar diversos títulos, entre los que destacaba Grand Slam Tennis, ya en marcha con Wii MotionPlus.

Pese a que el propósito y la disposición del evento no favorecían la prueba más ortodoxa (era la primera vez que el periférico se mostraba en España), los partidos jugados sirven para publicar el siguiente texto de primeras impresiones.

 Antes de describir los peloteos iniciales, hay que aclarar un punto sobre el control. Si algunos medios han comunicado que todos los movimientos posibles se realizan con gestos de la mano, esa asunción es falsa. O, al menos, en la versión de muestra (muy cercana a la final), quedaba claro que los golpes de globo y dejada se activaban mediante la pulsación previa de botones, y estamos hablando siempre de partidos con Wii MotionPlus (no jugamos de otra forma). Ignoramos si existe alguna opción de configuración que deje estas acciones a los movimientos, o si en previas muestras no se tocaban los botones; pero según la clara explicación de EA, parece improbable.

Una vez tragado el "susto", hemos de reconocer que lo menos recomendable a la hora de empezar con Grand Slam Tennis es hacerlo con prejuicios o manías. Este título es distinto y, sobre todo, novedoso. Su sistema de juego no deriva de otros del género y además se apoya en un hardware distinto.

Por eso es probable que los primeros diez minutos no dejáramos de torcer el gesto, de preguntarnos dónde estaba la evolución o de perder puntos fáciles, casi enfadados. El problema es, según la experiencia del que escribe, que el control de Wii Sports o, en menor medida, Mario Power Tennis, ha quedado muy arraigado en nuestras costumbres de juego. Intentar devolver la pelota con los gestos impulsivos o demasiado forzados que nos daban la victoria en "el juego de la Wii" es muy contraproducente, al igual que pensar que la respuesta a la cruceta es similar a la del arcade de Mario.

Así pues, comenzamos con el control sólo con Wii MotionPlus. La cruceta, supimos después, no se encarga de mover libremente al jugador, ni siquiera de manejarlo de forma continua. En realidad, un toque arriba le hará intentar subir a la red automáticamente, mientras que abajo lo devolverá al fondo de la pista. Para lo otro que se utiliza la cruceta digital, y esto en todos los modos de control, es para dirigir el saque y colocar al jugador antes del mismo. Ah, amigo. Y nosotros pensando que respondía mal.

 tranquilos: hay opción para zurdos.


De nuevo, sin deshacernos de las manías de Sports, devolvíamos la bola sin pensar, sin calcular la posición. Sólo atendíamos al timing, algo normal en los primeros peloteos. Esgrimíamos el mando sin preocupación, pensando que casi cualquier gesto serviría. Y entonces nos forzamos a pensar como un tenista, a detectar que cuanto mejor gesticuláramos, mejor iría la cosa. Y se hizo la luz.

Aquí hay que considerar la posición de recepción (directo/revés) con mucha más cautela, pues casi no se perdonarán los golpes a la inversa. Pero, sobre todo, es muy importante colocarse respecto a la dirección de la bola y marcar con la mano el efecto deseado. Una vez descubrimos esta mecánica, quisimos quedarnos con el colega McEnroe mucho tiempo más que esa  mísera media hora. Seguro que ya no se cabrearía tanto con su (nuestra) raqueta.

El flechazo llega, por tanto, en el momento que das dos o tres golpes seguidos hacia donde quieres darlos, simplemente gesticulando como debes. Es decir, no se trata sólo de hacerlo en el momento justo, ni de ahí surge una fórmula de rebote tipo Arkanoid como en el Wii Sports, sino que puedes sentir la devolución como nunca antes. Qué ridículo y artificial parecerá ahora eso de dirigir las voleas con una palanca.