Portada » Avances » [GC07] Monster Lab se descubre

Monster Lab

Monster Lab es lo que a un científico loco le saldría si mezclara Pokémon, Rayman Raving Rabbids y Tim Burton: así pinta tan alocada fórmula. Act: Ya disponible la primera galería.

[GC07] Monster Lab se descubre - Avances

Cuando queramos construir algo tendremos que ir a nuestro laboratorio y accederemos a diversas pruebas, que son las que realmente hacen uso del Wiimote, de forma similar a Rayman Raving Rabbids pero con más lógica y contenido. Aquí querían los programadores que nos sintiéramos "como cuando un niño entra por primera vez al garaje", a la hora de usar herramientas, mezclar pociones... Así, aprenderemos a soldar metal apuntando a surcos entre piezas en la pantalla (con diversos niveles de dificultad y con recorridos aleatorios) para encajar las partes que hayamos conseguido (Wiimote apunta, Nunchaku enfría el soldador), a meter cerebros dentro de una canasta-calavera para calibrar una nueva mente (este nos lo mostraron en "exclusiva": con distinta fuerza se lanza con un gesto de Wiimote) o espachurrar robots que no sigan el patrón deseado de inteligencia, para que nuestro bicho sea el más listo. Dependiendo de lo bien que lo hagamos nuestra pieza tendrá más o menos calidad, lo que se traduce es más o menos poder, es decir, en sus características reflejadas en su ficha de puntos de defensa, ataque, energía y HPs. Si soldamos mal, será más débil, por ejemplo.

 Después de tener las piezas, es hora de ensamblarlas para obtener a nuestra criatura, que está formada de una cabeza, un torso, brazo derecho, brazo izquierdo y tren inferior: una completa personalización. Los propios componentes para cada de estas partes tienen sus características, no es lo mismo un brazo biológico que mecánico, y esto afectará en los combates. Una vez tengamos a nuestra criatura bastará con ponerle nombre y ¡voilá!, a mandarla a la colección y después al mundo a espachurrar otros monstruos.

Nos moveremos por casillas (muy parecido a como ocurría en el modo historia de los Budokai) y conoceremos a personas que nos pedirán ayuda. Esta ayuda puede ir desde destruir a un monstruo que los tiene aterrorizados hasta sacudir un árbol y recoger las manzanas que caen de él.

Las luchas de Monster Lab son por turnos, pero se alejan de los farragosos menús habituales del género. Cada parte del cuerpo de nuestro monstruo puede atacar de forma independiente, lo que será imprescindible para atacar los puntos débiles del rival. Asimismo, existe un comando de recarga, pues los monstruos necesitan recuperar energía para seguir luchando, lo que nos asegura que habrá un componente de estrategia importante, no solo un matamata. Por último disponemos de transformaciones en combate para intentar asestar el golpe definitivo. Cuando hayamos destruido el torso de nuestro adversario (o al revés, que siempre podemos ser nosotros los derrotados) la batalla habrá acabado y obtendremos experiencia para nosotros (podremos subir nuestras habilidades para construir mejores piezas) y nuevos objetos para nuestro laboratorio.

Los programadores contaban su dedicación desde noviembre de 2006 para conocer y sacar el máximo partido de las posibilidades de reconocimiento de gestos del Wiimote, comentando diversas pruebas que realizaron para los juegos que vimos. Asímismo, se sentían orgullosos del uso de rim lighting, pues es difícil tarea cuando los modelos de los monstruos parten de nuestras propias piezas y no son figuras ya preparadas.

Era obvio preguntar por un posible uso de las funciones online de Wii, por ejemplo para cambiar monstruos o enfrentarlos en multiplayer. Los chicos de Vancouver estaban muy interesados en ello y ya planeaban cosas. Sus ideas primeras eran una especie de mercado de piezas o compartición y publicación de fotos de nuestras criaturas. Para esto y posible contenido descargable, hablarán con Nintendo.

 Un último apunte: la música es parte esencial de la experiencia "gótica". Crispin Hands (conocido compositor que ha participado en Metroid Prime). El conocido Adam Beechen (televisión, DC Comics) se ha encargado del guión del juego para que una cuidad historia encaje las otras piezas, las del argumento.

Monster Lab
propone, en definitiva, una jugosa y viscosa mezcla de géneros que puede resultar muy entretenida, fresca y original, pero que aún queda tiempo para conocer su potencial. Aplaudimos sobremanera que se trate de una obra nueva, exclusiva y realmente pensada para Wii, que sus desarrolladores muestren ese interés e ímpetu para parir algo, al menos, único.

En unos instantes ilustraremos este texto con los primeros materiales oficiales. Agradecemos a Eidos, Proein y los chicos de BlackBone el trato antes y durante la GC.

Por José Manuel Bringas y David Caballero, enviados a Alemania.

Comentar la noticia '[GC07] Eidos revela su exclusiva secreta: Monster Lab'