Portada » Avances » [GC07] Impresiones Tomb Raider Anniversary

Tomb Raider Anniversary

Lara se deja mover por vez primera con un Wiimote. ¿Qué tal le sienta?

[GC07] Impresiones Tomb Raider Anniversary - Avances

Eidos tenía dos ofertas en su creciente acercamiento a Wii preparadas para la Games Convention alemana (ya trajeron Bionicle Heroes en su día). Ambas propuestas se presentaron de forma completamente opuesta: una en el más absoluto secreto y privacidad (el prometedor Monster Lab), otra, la que nos ocupa, fuera de las relajadas pruebas a puerta cerrada, directamente en el stand público de la compañía, delante de decenas de fans y de la propia Lara. En el último día pudimos hacer una parada para probar el manejo Wii de este último Tomb Raider, homenaje al primero de la saga y que en sus versiones PS2 y PC ha sido recibido muy positivamente por fans y crítica.

Tras la publicación de un detallado avance desde el punto de vista de un seguidor acérrimo de las aventuras de la idolatrada arqueóloga, es fácil tomarse el derecho de hablar de las impresiones de este juego desde una posición personal: la del jugador casual de la saga. Por tanto, sigue siendo recomendado aquel texto para que los fans de la heroína complementen su sed de información junto a estos apuntes más distanciados, más fríos.

 La prueba comenzó en el típico escenario junglo-rocoso con montones de salientes que recuerdan en recorrido a la serie Prince of Persia de los últimos años. Lo primero que haces al manejar a Lara es descubrir cuantísimas cosas puede hacer con agilidad. Tras saltar de cornisa en cornisa, a una enredadera y subir sensualmente por una columna, tomamos tierra y destripamos el sistema de control. La respuesta de movimientos es realmente rápida, tanto que a la hora de apuntar, como movamos el puntero muy rápido, parecerá que las muñecas de nuestra protagonista están atadas cual marioneta... quedando demasiado artificial, pero lógico, claro está. No sólo de apuntado se ha usado el Wiimote, afortunadamente. Aparte de los puzzles a realizar en primera persona (añadidos exclusivos que sacarán más provecho a este control), en acción se han incorporado otros aspectos. Desglosamos y opinamos sobre el control a continuación, para que quede más claro:

- El joystick mueve a Lara por el escenario a distintas velocidades, Z se encarga de fijar objetivo o de recargar al combinarlo con movimiento del Wiimote.

- Las acciones normales son saltar (u otra acción sensible al contexto) con A, arriba en el D-pad para recoger objetos y B para disparar.

- La linterna queda accesible (encender/apagar) en cualquier momento pulsando izquierda en la cruceta.

- El Nunchuk tiene otras acciones como esquivas en batallas fijando objetivo (voltereta moviéndolo a izquierda o derecha) o forcejeos para zafarse de, por ejemplo, el mordisco de un lobo (agitándolo).

- El punto negro lo pone la cámara, cuyo sistema se ha heredado de otros juegos recientes en Wii y que en principio funciona raro e incómodo a falta de práctica. Se activa mientras se pulsa C y se mueve con el puntero del Wiimote, quedando además fijada la última posición hasta que se vuelva a pulsar C y sin "recolocarse" a un estándar automáticamente -aunque considerando también los movimientos de seguimiento natural de la cámara-. No vemos que en situaciones rápidas o de precisión sea la decisión adecuada.

Tras el desglose y el punto extraño de la cámara, queda hablar del buceo. Supuestamente combinando la palanca analógica y el botón B uno consigue explorar los fondos subacuáticos. No fuimos capaces y desistimos tras tres intentos que llenaron los pulmones de Lara de agua. Quizás la explicación no fuera suficiente, quizás el sistema esté verde, quizás esté tan mal implementado.

Todo este tramo de juego pertenecía a un pseudo-tutorial realmente progresivo y trabajado.

Por último queda hablar del aspecto visual en Wii. Como se podía esperar, las mejoras respecto a la versión PS2 son poco apreciables, aunque ahí quedan algunos detalles de solidez y diseño artístico destacables. Además, los efectos de iluminación son muy decentes y las texturas ciertamente variadas y con bastante detalle y resolución. Combinando estos dos puntos y las definidas sombras de los objetos y de la srta. Croft queda un entorno bien conjuntado, cargado de elementos, agradable e inmersivo. No obstante hay que quejarse (o  esperar a la versión final) de componentes como el agua, casi un cristal sin acción visual alguna (más cuando el efecto de piel mojada en Lara al salir está conseguido), de los impactos de bala en los animales y el acabado de estos, o de la linterna, que queda algo desequilibrada pues produce un haz de luz en tiempo real sobre los objetos que queramos, pero a su vez estos objetos no proyectan sombras debido a la luz; aún así, un añadido muy interesante. Unas bandas horizontales presentes en los monitores del stand se deberían más que probablemente a la mala conexión de vídeo y no al juego. Con un poco de trabajo se podría distanciar este apartado unos pasos más de lo visto hasta ahora en un título muy atractivo en PS2.

En el siguiente vídeo se puede dilucidar el aspecto en Wii, aunque se grabó desde fuera de la pantalla y a una partida bastante insípida:


Como conclusión, Tomb Raider Anniversary es una aventura que promete mucho en Wii, pues en desarrollo ya es notable sin la inclusión de los nuevos controles, y con ellos se completa con elementos en pos de la inmersión y precisión -la mayoría de las veces-. Una edición que realmente podría ser la definitiva para el seguidor de la heroína de verde, si se perfecciona algo más antes del lanzamiento en el último mes del año.