Portada » Avances » [GC07] Impresiones Carnival Games

Carnival Games

Unas primeras partidas con la réplica que propone Take2 de los juegos de feria.

[GC07] Impresiones Carnival Games - Avances

Carnival intenta montar una feria en tu casa. Y por si no quedaba claro, una feria es lo que montó Take2 ocupando gran parte de su stand público en la reciente Games Convention germana, generando tantas colas con el lanzamiento de pelotas como con su versión virtual.

Carnival Games en la GC

El juego es una de tantas recopilaciones de pruebas festivas multijugador, pero esta vez alejándose de los típicos deportes y reuniendo un buen puñado (más de 20) juegos calcados a los que encontramos en las ferias itinerantes veraniegas en cualquier barrio o ciudad española. La compilación, además, llegará a un PVPr más reducido que en América de 29,90€.

La presentación es desenfada y el diseño artístico y el colorido encajan con la propuesta, pero el acabado no es su mejor baza, pues pierde en definición y solidez con trabajos como Wii Sports. En Carnival también habrá personajes personalizables, pero la fórmula esquiva insólitamente los Miis para centrarse en un completo sistema de creación de monigotes con bastantes opciones y rasgos.

Como está de moda, en primera instancia probé suerte con el básquet. El control no podía ser más sencillo, pero funcionaba bien: canasta al fondo, lo único que debe hacer el jugador es el gesto de lanzamiento y aprender de sus desvíos para ir mejorando la trayectoria y encestar muchas bolas. Luego estaba el martillo: simplemente agita el mando para tomar fuerza y golpea hacia abajo en el momento preciso. El más satisfactorio (y que hará las delicias de los seguidores del Wii Sports Bolos) era el Alley Ball (Skee Ball), ese de lanzar una bola por un pasillo para que salte y haga diana en unos huecos al fondo, (imagen bajo este texto) cuyo manejo era ciertamente preciso y mantenía las opciones de posicionamiento y el "tacto" del de bolos. Hay algunos de lanzamiento de bolas con puntería para derribar objetos que no tuvimos la ocasión de probar y otros que tienen pinta de ser una gran baza, que son los de disparo mediante el puntero (como el de los patitos). Desgraciadamente, los juegos que no hacían uso directo del puntero o de una dirección bien definida en el movimiento del Wiimote como los anteriormente descritos, solían fallar bastante en el control... será para que los feriantes ganen lo suyo, como en la vida real. Lanzar las anillas a las botellas o gestos similares no quedaban bien reconocidos y estropeaban la experiencia y por tanto la posibilidad de competición.

No diré el tópico de "es que para esto te vas a la feria de verdad", pues estamos hablando de pasar un rato así en casa y por una cantidad de dinero que en el recinto ferial nos duraría... ¿dos horas?. Por tanto, un aplauso a que las reuniones de minijuegos intenten explotar el control y sobre todo vengan a 29€. Por lo demás, en unos días sabremos con conocimiento en profundidad si merece la pena con la versión final: algunos juegos muy sencillos, otros divertidos, otros cuyo control no funciona excesivamente bien, pero un conjunto que, por poblado, bien podría ser el rey del cachondeo en reuniones multijugador.