Portada » Avances » [E307] Impresiones Naruto: Clash of the Ninja Revolution

Naruto: Clash of the Ninja Revolution European Version

Tomy trae una recopilación de los viejos juegos de Naruto casi sin novedad, pero recortados para no revelar el argumento del anime en Estados Unidos.

[E307] Impresiones Naruto: Clash of the Ninja Revolution - Avances



La nueva entrega de los juegos de lucha basados en este popular anime para consolas de sobremesa de Nintendo está cada vez más cerca de ver la luz en tierras americanas, y gracias a eso tuvimos la oportunidad de probarlo en el stand de D3 situado en el showfloor.

 Quien haya probado alguna de las cuatro anteriores entregas para GameCube, estará muy familiarizado tanto con el aspecto visual como con los controles del juego de Naruto: Clash of the Ninja Revolution, y es que en esta nueva revisión del juego no han modificado demasiadas cosas con respecto a las anteriores. Visualmente, el juego es bonito y detallado, presentando un diseño cell-shading muy preciso de todos los personajes, como si del propio anime se tratara. Además, este detalle queda perfectamente complementado por los amplísimos escenarios tridimensionales que rodean toda la escena de combate, aunque no podremos acceder a ellos ya que la lucha estará limitada a un pequeño círculo en el centro de la escena.

En la demo que pudimos probar sólo estaban disponibles para elegir cuatro personajes: Naruto, Sasuke, Sakura y Gaara; y se nos aseguró que en la versión final habría hasta 16 personajes entre los que poder elegir. Esta cantidad se nos asemeja muy pequeña, pues aunque nos comentaron que la versión americana del juego, debido al punto en que se encuentra el anime en dicho país, contemplaría algunos cambios entre los personajes disponibles, conocemos lo suficiente este anime como para saber que podrían haber incluido muchos más.

Sea como fuere, una vez hubimos elegido un par de personajes comenzamos a luchar. La demo sólo disponía de un modo de lucha de jugador contra la máquina o contra otro jugador, por lo que no pudimos profundizar demasiado en las otras opciones de que dispondría el juego, aunque tenemos conocimiento de que tendrá modos de historia, de score y time attack, y por supuesto el modo libre para luchar bajo las condiciones que elijamos. Así pues, esto último fue lo que probamos.



Y vaya si lo probamos; el juego es tan frenético como sus predecesores, o incluso más. Un momento tu personaje está esperando a que el adversario ataque, y al instante siguiente se encuentra enzarzado en una rápida cadena de golpes consecutivos: y todo ello sin prácticamente mover un dedo... porque ahora para golpear sólo necesitas realizar cortos movimientos de muñeca. Frente a la antigua configuración de botones, los desarrolladores la han modificado ligeramente y la han adaptado, con mayor o menor suerte, al nuevo mando de Nintendo; eso si juegas con dicho modo de control, pues el juego permitirá elegir entre varios modos.

En dicho modo de control, para jugar hará falta tener el nunchuk conectado al wiimote, pues será este quien mueva a nuestro personaje, y además con el botón Z nos protegeremos. Por su parte, el wiimote se encargará de todo lo que se refiere al combate físico. Por medio de movimientos secos del wiimote lanzaremos nuestros golpes básicos: puñetazos o patadas, según la dirección en que movamos el mando. El botón A, por si solo, lanza ataques a distancia, disparando nuestros shurikens o kunais, o el arma que corresponda a nuestro personaje. Si además lo dejamos cargando unos instantes, los proyectiles lanzados serán más numerosos.

 Pero ahí no acaba la cosa, pues el botón A puede combinarse con los movimientos del wiimote para realizar ataques específicos de cada personaje. Así pues, según la dirección en que golpeemos con el wiimote a la vez que pulsamos A, si llevamos a Sasuke podremos realizar su famoso ataque Katon Goryakuu no Jutsu, un lance de golpes combinados, o una patada hacia abajo apareciendo desde encima del adversario; y así lo mismo con los demás personajes y sus propias técnicas.

Por supuesto, este Naruto de Wii usa el mismo sistema que los anteriores en lo que a carga de energía se refiere. Conforme vayamos golpeando al adversario, o este nos golpee a nosotros, iremos recargando nuestra energía, rellenando una serie de esferas que nos permitirán realizar diversos movimientos especiales. El primero de ellos, y común a todos los personajes, es el de escapada cuando estemos recibiendo un ataque. Realizarlo gastará una esfera de nuestra energía, y bien usado puede suponer la diferencia entre ganar o perder un combate.

Si por el contrario tiramos por el camino de la ofensiva, una vez tengamos todas las esferas rellenas podremos lanzar el super ataque especial de nuestro personaje, con sólo apretar el botón C. Al igual que en anteriores ediciones, este ataque requiere que el ataque de nuestro personaje haga contacto con el adversario para llevar a buen puerto el golpe completo. En cuanto el primer golpe le alcanza, da comienzo una serie de golpes muy espectaculares y conocidos por todos los seguidores de la saga, pero esta vez llevando la interacción con el juego más allá.

Ahora ya no sólo será lanzar el primer golpe y olvidarnos, sino que el juego nos presentará un pequeño recuadro con un wiimote y un nunchuk dentro, los cuales no deberemos perder de vista pues nos pedirán que realicemos una serie de movimientos, simulando más o menos los de nuestro personaje. Mover el wiimote en el sentido de las agujas del reloj, agitar el nunchuk, levantar ambos al mismo tiempo, cualquier cosa que se nos pida hacer y realicemos correctamente ayudará a que nuestro personaje complete perfectamente el golpe y haga más daño al adversario.

Así pues, básicamente nos encontramos con un Naruto Clash of the Ninja de los de toda la vida, pero parcialmente adaptado al wiimote. Entre los otros modos de control dispondremos de un modo con el wiimote en horizontal, muy parecido al descrito anteriormente pero adaptado a la menor cantidad de botones, y un modo de control totalmente clásico por medio de mandos de GameCube o el mando clásico propiamente dicho.

Sería una buena idea que empezaran a pensar en añadir novedades al juego, pues en cuanto jugamos un par de partidas descubrimos que realmente será lo mismo de siempre: mismos combos, mismos personajes, mismos escenarios (al menos el que se nos mostró en la demo). Si encima eliminamos el efecto novedad que supone jugarlo con el wiimote ofreciendo métodos de control clásicos, ¿qué nos queda? Un juego sin prácticamente novedades respecto a los anteriores, salvo la escasa cantidad de personajes, claro.

Sin duda, y conociendo los anteriores, juntarse varios amigos para echar unas partidas será una experiencia muy divertida, pero estancarse en lo mismo de siempre puede acabar pasándoles factura.

  Comentar la noticia '[E307] Impresiones con Naruto: Clash of the Ninja Revolution'