Portada » Avances » [E3 13] Impresiones The Legend of Zelda: The Wind Waker

The Legend of Zelda: The Wind Waker HD

Un Zelda más clásico que nunca.

[E3 13] Impresiones The Legend of Zelda: The Wind Waker - Avances

La primera vez que vi el The Legend of Zelda: The Wind Waker HD no salí muy convencido. No creí que fuera necesario adaptar a este clásico de GameCube ni tampoco me sedujo demasiado su nueva estética, mucho más cercana a una película de Pixar, en 3D, que al aspecto toon shaded del original.

Pues lo primero que me llamó la atención al ponerme a los mandos de este juego fue la tremenda rectificación de Nintendo respecto al apartado visual del mismo. Olvidad ese aspecto de plástico y esa nueva iluminación más apagada. Nintendo ha saturado un poquitín más la paleta, ha rellenado algunos polígonos y se ha trabajado las texturas para ofrecer un The Wind Waker en HD, sin ningún tipo de aditamento visual.

The Legend of Zelda: Wind Waker HD

Eso significa, por supuesto, que las diferencias respecto a su predecesor son las menos, aunque todavía las haya. Es un juego de más contrastes visuales, de colores más fuertes y menos pastel y, aún si cabe, con un aspecto aún más minimalista que al principio.

La demo comprendía dos momentos del juego: el exterior de Isla Initia y la lucha contra el Pájaro Gigante al final de la Isla del Diablo, cuando ya empuñamos la Espada Maestra. Si somos conocedores del juego, sabremos exactamente lo que tenemos que hacer y nos sorprenderemos al ver por el camino diversas novedades. El Tinglevisor no estaba, pero sí que estuvieron las botellas del Miiverse, la forma que tiene el juego de mandar y recibir mensajes.

The Legend of Zelda: Wind Waker HD

Por supuesto que estas botellas podemos elegir si todo el mundo pueda leerlas o sólo nuestros amigos, y viceversa. Podremos ver nuestras arenas inundadas de mensajes de la comunidad o sólo de la gente que queramos. Podremos gestionar todo esto gracias a la pantalla táctil, que se convierte en algo más que un gestor de inventario y de programar los atajos del mando, sino que hará las funciones de lienzo para las obras de arte de los más talentosos, así como tener la posibilidad de usar la batuta de los vientos desde allí, marcando notas y dirección del viento.

El arco y la cámara destacan un poco más en tanto al control que se ha escogido para usarlas. En cuanto escojamos un arma de primera persona (en el caso de la cámara un objeto a secas) habrá que apuntar con los giroscopios del mando. Si se nos ocurre intentar apuntar con el stick, Link se moverá, en vez de apuntar.

The Legend of Zelda: Wind Waker HD

Pero el juego en sí no ha variado lo más mínimo. Mismas misiones, mismo entorno y mismos personajes divertidos y carismáticos. La batalla contra el pájaro tres cuartas partes de lo mismo. Subida por la torre mientras la destruye y luego a atizarle en toda la cocorota con el martillo. Tampoco había mucho más que jugar, ya que la demo era muy corta.

Lo único malo de la nueva estética son pequeños fallos de iluminación que se dejaban notar, sobre todo, en la segunda parte de la demo, cuando aparecían focos de luz en el ambiente. Más que iluminar, entorpecían a la vista. Tampoco ayuda el hecho de que el título original haya envejecido a las  mil maravillas. Este Zelda The Wind Waker HD tampoco  es que quiera inventar la rueda, pero casi parece un ejercicio para mantener a los aficionados ocupados con una golosina mientras llega lo gordo.

The Legend of Zelda: The Wind Waker HD se ha desvelado como un título aún menos llamativo que antes. Es más The Wind Waker todavía y eso no es en absoluto malo, sólo es que el juego en sí se antoja todavía más prescindible. Ay que ver cómo aguantan el paso de los años algunos juegos, ¿no os parece?

¿Qué te parece The Legend of Zelda: The Wind Waker HD?