Portada » Avances » Cyberbike, My Body Coach y Cocoto

Cyberbike

Accesorios concienzudos y experiencias nuevas para que los niños aprendan y los mayores se pongan en forma.

Cyberbike, My Body Coach y Cocoto - Avances

Big Ben contará en España con cuatro títulos durante la campaña noviembre-diciembre, gracias a la distribución de Herederos del Nostromo. En las oficinas de la última pudimos ver y probar el par de ofertas dedicadas al ejercicio y bienestar, y el otro par para los más pequeños.

Sin duda, el producto más intrigante, y que mejores impresiones dejó, fue Cyberbike, un conjunto de juegos que se controlan mediante una bicicleta estática.

No emitiremos un veredicto sobre el conjunto, que se pondrá a la venta por 149,90€, hasta pasar más tiempo con (sobre) él, pero el inédito método de control dejó, cuanto menos, una sensación novedosa.

 

La bici que incluye Cyberbike se conecta a Wii -a uno de sus puertos de GameCube- mediante un cable enchufado al frontal del primer aparato. Su control principal permite girar el manillar para virar en el juego, pedalear a distintas intensidades (y contrapedalear, para la marcha atrás), e incluso frenar con una maneta, como en una bici real.

Cada jugador puede ajustar la altura del sillín o la resistencia de los pedales, de forma también calcada a una bici de ejercicios. Obviamente, es esta intensidad la que decantará la balanza entre "diversión con algo de ejercicio" o "diversión para acabar K.O." para cada uno.

bicicleta estática de Cyberbike para Wii
(ampliar)

 bicicleta estática de Cyberbike para Wii
(ampliar)

Esa diversión se aporta mediante un conjunto de pruebas divididas en categorías, cada una más surrealista que la anterior. Valoramos que, alejándose del típico ambiente de los títulos de fitness, Cyberbike presente primero unos parques y montañas donde recoger residuos sobre ruedas, para después proponer un helicóptero a pedales que sobrevuela el paraje, una vagoneta a toda velocidad a lo Indiana Jones o un submarino para limpiar el fondo acuático. Estas actividades invitan más a hacer ejercicio subliminal que poner la bici delante de la tele, y su punto ‘arcade' (pulsarás botones en el manillar para atraer o disparar) provocan cierto pique con una nueva propuesta de coordinación corporal.


Le faltan los Miis, pero el acabado no pintaba mal

Pero los diseñadores del periférico han ido más allá. Aprovechando la conexión GC del aparato, han incluido todo lo que se espera del penúltimo mando de Nintendo, ergo delante del jugador quedan los botones y un par de joysticks, y en el frontal de los puños los L y R. Además, es posible usar la configuración Cyberbike (CB) de control por bici, elegir sólo los botones (GC) e incluso reprogramar (mapear) cada acción.

Los de Big Ben proponían jugar a Mario Kart Wii, por ejemplo, acelerando con un botón, lanzando objetos con el L, torciendo con el manillar y frenando con la maneta, para imitar las motos del juego. Cualquier juego controlado por mando de GameCube podría intentar adaptarse a gusto del usuario de este modo.


¿Mario Bike? No, pero para creerselo un rato.

En la prueba recorrimos la montaña en bici sin subir la resistencia en exceso, y la primera impresión no estuvo mal. Ejercitamos las piernas (unos 5 minutos ya se notaron), apretamos en las cuestas y torcimos o frenamos donde convenía, relajándonos más en las bajadas. Respecto a la construcción del periférico sentimos algo de inestabilidad de primeras, similar a las bicis comunes para hogar. Habrá que estudiar cuán sólido y resistente resulta en sesiones de juego más duras.