Portada » Avances » Cursed Mountain - Impresiones

Cursed Mountain

Nos vamos a la montaña para vivir este survival de la vieja escuela... 

Cursed Mountain - Impresiones - Avances


Lo  fundamental en Cursed Mountain es la ambientación, la atmósfera que se respira en todo momento, el ritmo con el que los acontecimientos se van desvelando, sorprendiéndonos por el camino con una gran historia.

Cursed Mountain Wii Preview

El misterioso Señor Benett es el mecenas de la expedición en la que estaba embarcado nuestro díscolo hermano cuando desapareció. Nosotros aparecemos en la ciudad de los sherpa para hablar con él y reunir las pistas que nos lleven hasta la sangre de nuestra sangre.

::ATENCIÓN. A CONTINUACIÓN SE DESCRIBEN LOS PRIMEROS SUCESOS DEL JUEGO::

Esto estaría bien si, al llegar, no nos recibiera una ciudad fantasma, completamente abandonada, con un río muerto que la cruza, y cadáveres. Cadáveres en los puestos del mercado, dentro de las casas, sin asomo de heridas y con expresiones de terror en el rostro.

Mientras avanzamos buscando la casa de Benett, nos vamos acostumbrando al control y aspecto del juego. La cámara se sitúa detrás de nosotros, ligeramente por encima del hombro cuando empleamos la vista cercana para explorar. Aunque hay que mejorar alguna textura, sobre todo en los escenarios de montaña, el acabado en general es bueno, muy sólido. El juego está traducido y doblado a nuestro idioma, siendo esto último bastante bueno, sobre todo en la actitud del protagonista, al principio algo chulesca pero luego desmoronándose poco a poco, sin saber si lo que vive es real o no.

Mientras exploramos, nos horrorizamos ante las repentinas imágenes de hombres neblinosos que cruzan la imagen, gracias a forzados e inquietantes ángulos de cámara. La imagen se distorsiona y la paleta de colores se sumerge en la escala de grises, difuminando los bordes, mientras ceniza surge del suelo y emborrona otro poco más nuestro campo de visión. Puede que algo esté a punto de ocurrir... o no, nunca se sabe.

Cursed Mountain Wii Preview

 

La exploración de los escenarios no es demasiado enrevesada. Tenemos varios diarios para completar, entre ellos una búsqueda de unas profecías que ampliarán nuestra barra de vida, fundamental para más adelante, como veremos. Hay que buscar en las zonas bien si los queremos todos y a veces el camino se bifurca y nos obliga a ir por otro lado. No es un laberinto, pero tampoco un pasillo con dos puertas.

Nuestro movimiento es lento aunque estemos corriendo. Esto es deliberado ya que Cursed Mountain no va de recorrer los escenarios rápidamente, sino de apreciar los detalles que nos rodean. En la cárcel, nos hacemos con el piolet (el pico que usan los alpinistas) del compañero de expedición de nuestro hermano. Lo sostiene su cadáver. ¿Habrá corrido nuestro hermano su misma suerte?