Portada » Avances » Boom Street - Impresiones

Boom Street

La esencia del Monopoli, pero multiplicado por 10.

Boom Street - Impresiones - Avances

Esta navidad, si tu intención era comprar un juego de mesa como el Monopoli para pasar los ratos en familia, presta mucha atención a lo que va a ofrecer Nintendo para Wii porque este título puede ser un buen sustituto. Se llama Boom Street (Distrito Fortuna) y aunque la mecánica básica es la del juego tradicional, en realidad proviene de la versión japonesa así que hay un puñado de reglas extra que lo hacen todo más complejo. Y ojo, no tiene nada que ver con Mario Party; nada.

Hemos podido jugar una partida a Boom Street, como siempre, con cuatro jugadores que es el número obligatorio. Si no reúnes a gente suficiente, entonces la máquina se encargará de ocupar sus posiciones. Y no esperes a una abuelita encantadora por CPU, sus personajes van a hundirte en la miseria más profunda.

La especulación inmobiliaria es una tradición centenaria en España, pero solo al alcance de unos pocos. Así que para los bolsillos más humildes llega el ladrillazo digital.

boom street

Las reglas básicas del Monopoli, y algo más

La esencia es la misma del Monopoli. En el tablero hay numerosas casillas, la mayoría corresponden a edificios que puedes comprar, y otras tantas a cartas de suerte o comodines. Además está el banco por el que hay que pasar para recibir una bonificación y, esto es especial Wii, una casilla de bonus con minujuegos para ganar o perder dinero.

Tienes que tirar el dado para ir comprando las propiedades que más te gusten e ir emparejando territorios. Y cuando el resto de participantes caiga en tus casillas tiene que pagarte una comisión. Ganará la persona que antes llegue a una cantidad de dinero determinada, sumando lo que posee en metálico y lo que posee en inmuebles.

Hasta aquí todo se hace de forma corriente y se hace tan ameno como cualquier juego de mesa, algo que dependerá sobre todo del tipo de personas con las que estés. Tiras el dado, la gente toma decisiones, otros metiendo presión, la suerte se hace notar, etc. Ni siquiera hace falta usar el sensor de movimiento de Wii porque basta con pulsar el botón 2 para aceptar y la cruceta para moverse por los menús.

Expropia y especula

Ahora comienzan las diferencias, que son las que hacen que jugar a Boom Street sea más interesante que hacerlo en casa. El juego trae dos tipos de reglamento, el simplificado, que es con el que jugamos, y el normal, solo apto para japoneses y brokers, porque además de comprar y vender propiedades, también se puede invertir en acciones y futuros, dejando derivados del beneficio por operación a varios participantes. Casi como jugar en extremo. 

boom street distrito fortuna wii impresiones

Con las reglas simplificadas también hay un par de conceptos que lo hacen un poco más complejo que el propio Monopoli, para bien.

En Boom Street se puede expropiar, literalmente. Cuando caes en la casilla de alguien primero le pagas lo que corresponde, y después tienes la opción de comprarle ese terreno, quiera o no quiera. Eso sí, por 5 veces su valor de mercado a no ser que te toque algún comodín para ahorrar.

También se puede invertir y aquí está una de las claves para diseñar una buena estrategia. Al principio los terrenos son más o menos baratos, dependiendo de la zona, y se encarecen de forma natural cuando compras terrenos colindantes que te dan fortaleza en ese barrio. Pero además, cuando caes en tus propias casas puedes meterle más pasta para que los visitantes paguen más y los especuladores se lo piensen dos veces a la hora de quitarte una propiedad.