Portada » Artículos » Artículo » Xbox One vs. Wii U

Xbox One vs. Wii U

Xbox One ya está aquí. ¿Cómo afecta esto a Wii U?

Xbox One aterriza hoy en los mercados de medio mundo. A falta de que salga PS4 en algunos territorios, esto significa que la nueva generación de consolas está completa, todas las cartas boca arriba sobre la mesa y que la guerra de consolas ya puede volver a empezar.

Pero, ¿se pueden comparar las diferentes consolas? Más aún, ¿se pueden comparar dos consolas con planteamientos tan diferentes como Wii U y Xbox One? Con matices, como todo, pero sí, se pueden establecer ciertos puntos en común entre ambas plataformas que convierten el mercado de los videojuegos en algo mucho más interesante y divertido. ¿Se tiene que sentir Nintendo amenazada? Intentaremos averiguarlo a lo largo de este artículo.

Xbox One con Kinect de serie

Es, posiblemente, el cambio más importante de Microsoft: Kinect de serie con cada Xbox One. Las dos últimas consolas de Nintendo han apostado por el control por movimientos con el Wiimote y el Wii U Game Pad. Siempre he dicho que el secreto del éxito de Wii, y del no tan éxito de Move y Kinect, era que Nintendo había convertido su nuevo control en el eje de su consola, no en un mero complemento. Los desarrolladores se veían obligados a usar dicho control porque la consola era así: era su filosofía.

Xbox One obliga a usar Kinect. El concepto de la consola es usar la cámara, no como control, sino como forma de gestionar cómodamente la interfaz y de actuar en diferentes juegos. El pad de toda la vida, ese que le ha granjeado tantos elogios la pasada generación, sigue ahí, evolucionado, pero Kinect ya forma parte de la consola. Es, sin duda, un cambio de mentalidad, un intento de ofrecer algo más que potencia bruta y de buscar nuevas formar de diversión. Xbox One, en esto, tiene un poquito de Nintendo.

Por otro lado, el perfil de juegos que hay planteados para la consola no hacen demasiado hincapié en la cámara. Ubisoft, que siempre está la primera para favorecer estas nuevas tecnologías, tiene un juego de lucha exclusivo, pero paremos ahí de contar. Teniendo en cuenta trayectoria y anuncios hechos, mucho me temo que la nueva Kinect se quedará para gestionar los menús de la consolas y que su uso en juegos será puramente anecdótico. Microsoft no se ha atrevido a dar un paso arriesgado que Nintendo ha dado innumerables veces, la última con el Wii U Game Pad, ofreciendo una pantalla táctil. Estoy seguro que, al acabar la generación, serán más juegos (y mejores) los que usen el nuevo mando de Nintendo que los que hagan uso de Kinect.

Xbox One

Relación con EA

¡Ah! ¡EA! De todas las desarrolladoras, posiblemente EA es la que más fuerte ha apostado por Xbox One. Ryse como título exclusivo, Titanfall en ciernes para los sistemas Microsoft, bundles con FIFA en Europa… ¿Y la relación de EA con Nintendo? Pues ya sabéis: Ea, ea, ea

No entraremos en consideraciones para la compañía que llama de forma interna a ésta como `La Cuarta Generación´ (no había videojuegos antes de PSX, eso lo sabemos todos) sino que nos centraremos en cómo la distribuidora americana ha apostado tan fuerte por la consola americana mientras ha abandonado completamente a Nintendo y su Wii U a su suerte. ¿Pueden ser los juegos de EA un factor determinante en la nueva generación de consolas?

Para eso, hay que revisar las sagas que posee el gigante americano. Need for Speed, Battlefield, Madden y FIFA son, sin duda las licencias más fuertes en este momento para EA, valores seguros en alza. Las futuras promesas de la compañía son Los Sims 4, Dragon Age InquisitionMirror´s Edge 2, Titanfall y lo que se derive de su acuerdo con Lucasfilm para desarrollar los juegos de Star Wars. Todos ellos son juegos claramente orientados al mercado occidental, olvidando completamente el mercado japonés, en el que Nintendo sigue siendo la reina indiscutible.

Que Nintendo no vaya a recibir ninguno de estos títulos es, sin duda, una carencia. La falta de juegos siempre es algo negativo y siempre viene bien que haya cuanta más variedad mejor. Quien diga que el hecho de que EA esté ausente de Wii U es una buena noticia se deja llevar por algo más que la razón. Ahora, una vez dicho esto, ¿cómo le fue a Wii con los juegos de EA? Entre los 100 juegos más vendidos de la consola sólo hay tres títulos de EA: EA Sports Active, en el puesto 28 con 3,8 millones de unidades; Rockband, en el 55 con 2 millones; y MySims Kingdom, en el 89 con 1,4 millones. Desde luego no se puede decir que los títulos que los jugones ansían tengan mucho que ver con estos tres ejemplos.

Desde el punto de vista de la consola en sí, la impresión es que EA va a hacer para Xbox One las labores que Nintendo hace para sus propias consolas: desarrollar exclusividades, la piedra angular de una consola y lo que la diferencia de los demás, lo que la hace (o debería) hacer deseable. A falta de estudios internos significativos (pobre RARE), EA alimentará a Xbox One de exclusivos, incluso frente a PS4.