Portada » Artículos » Artículo » Una década de E3 con Nintendo - II

Una década de E3 con Nintendo - II

Porque todos sabemos que cuando llegan estas fechas, desde los más jóvenes hasta los jugones de hace décadas se sienten como si fuera una noche de reyes en pleno junio, hoy os refrescamos la memoria con E3 “a punta pala”.

Durante los últimos diez años, Nintendo ha utilizado el E3 para presentar los juegos y videoconsolas que han servido para revolucionar el mercado. En la primera parte arrancamos el recorrido con Nintendo GameCube y Gameboy Advance, y llegamos hasta el año 2004, cuando Nintendo DS apareció por primera vez. Y ahora, del tirón, hasta 2010, una nueva era.

 

2005, el camino hacia la revolución

 Tras semejante E3, Nintendo había dejado el listón muy alto a la hora de realizar presentaciones en la feria. 2005 fue un año de transición, si bien los de Kyoto aun tenían todos los ingredientes para hacer suyo el E3 de nuevo. Tras el anuncio de Nintendo DS el pasado año y con la nueva generación de sobremesa ya gestándose, Nintendo decide no quedarse atrás y continúa con esa revolución que actualmente todos conocemos: Revolution es presentada con un par de imágenes, de forma enigmática, y sin saber mucho más acerca de ella salvo que sería retrocompatible con todas las plataformas de sobremesa de la compañía.

Por otro lado, el nuevo retoño que es Nintendo DS empieza a dar sus primeros pasos, y nadie quiere perdérselo: Castelvania: Down of Sorrow, Viewtiful Joe, Mario & Luigi 2: Partners in Time o Lost in Blue son de las novedadaes más sonadas del catálogo de la portátil. Además, es en este momento cuando se empieza a conocer el verdadero potencial de la consola, con aplicaciones de chat por voz, o los sistemas de descargas monotarjeta para juegos en multijugador.

Por su parte, y aunque ya va languideciendo, GameCube sigue negándose a dormir el sueño de los justos, y acapara la atención con nueva información de viejos conocidos: un Geist que ya lleva tres años acudiendo a la feria acompaña a un Twilight Princess  que se haría esperar hasta otro E3 más. Además, terminan por aparecer imágenes de las últimas franquicias que daría la de 128 bits: Battalion Wars, Mario Strikers y Mario Baseball o Fire Emblem.

 

2006, el despertar

Junio de 2006. A estas alturas del año la nueva generación de consolas de Nintendo es casi una realidad. Con la DS arrasando en su primer año de vida y con el lanzamiento de Wii a menos de 6 meses, Nintendo podía dedicarse a preparar el terreno de cultivo para que aquello comenzara a dar frutos.

 Fue un E3 tempranero, celebrado en Mayo. Para entonces, GameCube esperaba a Zelda Twilight Princess para terminar su ciclo en paz y Revolution había cambiado su nombre por Wii, "liándola pardísima" dentro del mundo del ocio electrónico. Los foros ardieron, la gente se volvió loca, muchos fans de Nintendo de toda la vida se echaban las manos a la cabeza, y miles de artículos de opinión salieron comentando una jugada que, todo sea dicho, no pasó desapercibida ante nadie. Había empezado la verdadera revolución. Hoy todo esto suena a agua pasada, y Wii es Wii, pero algunos de los habituales a los foros de Revogamers aun recordamos aquel hilo en el que la gente criticaba furiosa o defendía comprensiva este movimiento. Así pues, y habiendo dado un nombre poco común a una consola poco común, ¿Por qué no hacer una conferencia poco común? Y en cierto modo, así fue. Miyamoto volvió a demostrar su amor por las performances inaugurando el E3 2006 de Nintendo vestido de director de orquesta y dirigiendo a una banda de Wii Music al ritmo del tema principal de The Legend of Zelda.

Tras esto, se mostraría en un trailer de los primeros lanzamientos para la blanca de Nintendo: Excite Trucks, Red Steel, WiiSports, Super Mario Galaxy, Wario Ware, Metroid Prime: Corruption , Rayman Raving Rabbids, Trauma Center, Sonic y los Anillos Secretos o WiiPlay se convirtieron en la tarjeta de presentación de una consola que por primera vez apostaba por un control diferente en vez de abrir la evolución en el apartado gráfico. Además, Super Smash Bros Brawl sorprendía a todo el mundo con un video en el que se confirmaba la presencia de Solid Snake como personaje jugable, haciendo saltar del sillón a más de uno en su casa. Este E3 también será recordado por aquel partido de tenis a dobles entre Iwata, Miyamoto, Reggie y el asistente ganador de un concurso celebrado previamente. 

Sin embargo, y para los que ya no lo recuerden, las sensaciones sobre este año de Nintendo no del todo buenas aunque a toro pasado podría considerarse uno de los mejores. No dijeron el precio de la consola, ni tampoco cuando saldría a la venta, y parecía que Twilight Princess se retrasaría hasta el fin de los tiempos.  Así, pese a que fue un año de muchos anuncios (hasta 27 juegos había para probar), muchos de los aficionados de Nintendo se quedaron esperando que el próximo E3 tuviera más chicha.