Portada » Artículos » Artículo » Una década de E3 con Nintendo - I

Una década de E3 con Nintendo - I

Porque todos sabemos que cuando llegan estas fechas, desde los más jóvenes hasta los jugones de hace décadas se sienten como si fuera una noche de reyes en pleno junio, hoy os refrescamos la memoria con E3 “a punta pala”

2001, el después de un antes

Partamos de 2001, un año en el que GameCube estaba dando sus primeros pasos. De hecho, cuando la feria se celebró aun no había salido la cúbica de Nintendo al mercado. Desde el punto de vista de esta compañía, fue una feria de emoción. En el anterior Spaceworld, celebrado en Agosto de 2000, se habían mostrado por primera vez imágenes en movimiento de juegos para la que hasta el momento se había llamado Project Dolphin. Entre los títulos, un video de un Pokémon musical, Luigi's Mansion, Rogue Leader, pero destacando sobre todo dos videos: uno sobre Metroid y otro en el que se mostraba el poderío de la nueva máquina con una batalla entre Ganondorf y Link.

Sentadas estas bases, el E3 de 2001 prometía enseñar aun más de una consola que ya se estaba haciendo de rogar. Fue aquí cuando se vio por primera vez una demo de Smash Bros Melee o el primero video de Metroid Prime, aun bastante conceptual y para nada definitivo. Además se pudo disfrutar de demostraciones in game de Luigi's Mansion, o un más que curioso video de Donkey Kong Racing que al final no vería la luz en la consola de 128 bits de Nintendo. Sin embargo, no hubo ni rastro de una continuación de aquel video de los portadores de la Trifuerza.


 

2002, un cambio de rumbo

El año siguiente fue controvertido. Lo primero que hay que saber es que fue en 2002 cuando Hiroshi Yamauchi cedió el cetro de la presidencia de Nintendo a Satoru Iwata, quien anteriormente había estado íntimamente ligado a proyectos tan novedosos en su momento como Super Mario World 2: Yoshi's Island o Super Smash Bros.

 GameCube ya estaba en el mercado, había un buen puñado de juegos para la sobremesa de Nintendo, y en el último Spacworld que celebraría Nintendo se había anunciado y mostrado por fin un video del próximo Zelda. Como ya se sabe, el aspecto del título había dado mucho de qué hablar, así que Nintendo debía en este E3 callar las bocas que insinuaban que a los creativos de la compañía se les había ido un poco la olla a Camboya con el cambio de cabeza visible de la compañía. Resumiendo este E3, podría considerarse que desde Nintendo dijeron "¿Queréis caldo? Tomad cuatro tazas", y llevaron en forma de demos jugables cuatro arietes que dejarían a la crítica más que satisfecha.

Como entremés se mostró al mundo Super Mario Sunshine, la primera y única aventura de plataformas de Mario para GameCube. El juego, pese a que posteriormente recibió algunas críticas algo más duras, en un primer momento contentó en general a los asistentes.