Portada » Artículos » Artículo » Un E3 crudo

Un E3 crudo

Impresiones generales de nuestros enviados especiales al E3 de Los Ángeles

Ya aterrizados, Sergio Figueroa y José Manuel Bringas, nuestros enviados especiales al E3 de Nintendo, han decidido compartir con vosotros sus impresiones generales dela feria y, sobre todo, debatir acerca de la situación de Nintendo de cara al lanzamiento de Wii U a finales de este año.

Sergio Figueroa

Un poco con cara de tonto. 

Aquí ha pasado algo muy raro. Desde el primer momento, desde la conferencia pre-E3 que da el pistoletazo de salida a nuestra feria, mi cara ha sido un poco de tonto. No di crédito a lo que pasó en la conferencia y tampoco se lo doy a lo que ha ido ocurriendo los días posteriores, por eso estoy intentando de encontrar una idea que lo explique. 

Mi idea está clara: Wii U no estaba preparada para el E3 2012. Nintendo ha cometido un error, o de planificación o más bien de retrasos, como ya apuntaban los rumores antes de la feria. Pero sea cual sea el motivo, la consecuencia es que el software de Wii U no estaba nada maduro, concretamente, el de las third parties. 

Es una impresión que empezó viendo los vídeos, que continuó cuando pude probar los juegos y que me corroboraron algunos desarrolladores.Nintendo E3Con cada prueba aumentaba la sensación de que los juegos estaban casi crudos. El tiempo de desarrollo se notaba escaso, con productos poco o nada pulidos. Sólo un par de títulos como Ninja Gaiden 3 o Trine 2 demostraban el trabajo volcado en ellos, pero los más grandes como ZombiU o Batman Arkham City estaban a medias o incluso recién nacidos. El caso de Assassin's Creed 3 que cuenta Jose lo llevo al extremo con Sports Connection, el deportivo de Ubisoft llamado a llenar el hueco de Wii Sports. Directamente, el juego ni funcionaba, ni respondía. En algo tan sencillo como  Scribblenauts, que parecía bien completo, la táctil respondía con ciertas dudas y los menús no estaban completos.  LEGO City tardaba casi cinco minutos en cargar cada pantalla. 

El caso más sangrante es el de Darksiders II. Lo poquísimo que se enseñó, en un vídeo compartido, parecía impresionante gráficamente, suficiente como para haber tenido un espacio propio con el que demostrar que había más. El juego no estaba en el stand de Nintendo y por tanto ni siquiera se pudo probar, cuando es uno de los desarrollos más avanzados, o eso es lo que siempre se ha dicho. Sabiendo que THQ dijo que iba a tener presencia en una conferencia first party, sabiendo que Nintendo anunció una conferencia de hora y media que al final no llegó a hora y cuarto, ¿no parece claro que se ha reculado a última hora?

Después está Nintendo, que sí tenía sus productos avanzados, funcionando a la perfección, pero que sólo sacó una parte de su catálogo, la generalista. Sé y tengo en cuenta que para Nintendo el E3 es una feria de masas. Es decir, para todos, no solo para quienes se quedan hasta las cuatro de la mañana viendo vídeos en japonés con inglés chusquero. Es su mayor oportunidad para salir en los telediarios y en los periódicos, y la gente que ve esos espacios va a comprar más NintendoLand y Super Mario Wii U que lo que sea que estén haciendo Retro Studios o Monolith Soft.

Nintendo E3Ya sea por timing o por decisión propia, la oportunidad se ha perdido. Ahora habrá que esperar a otra ocasión, con menos cámaras, para demostrar lo que puede hacer Wii U en bruto, sea lo que sea. Será un día clave para los fans más antiguos porque hay demasiadas esperanzas casi perdidas e ilusiones pendientes de un hilo muy fino a punto de romperse. Nintendo ha quemado su penúltimo as en el mercado de sobremesa tradicional.