Portada » Artículos » Artículo » Tu nota no importa -casi- nada

Tu nota no importa -casi- nada

El marketing, el género y el nombre determinan las ventas.

 La lista de medios, de todo el mundo, que participa de la nota de los videojuegos es más amplia que la de los otros segmentos, lo que podría significar una mayor pluralidad. Sin embargo, son en su mayoría medios multiplataforma. En esta generación se ha creado un debate sobre la forma de evaluar los juegos de Wii, que es más peliagudo en este tipo de webs y revistas por dos motivos algo novedosos: el tipo de juego y la brecha tecnológica.

En primer lugar, Wii ha potenciado determinados tipos de juegos que no estaban en la agenda de las grandes compañías. Ese "mercado casual de compradores ignorantes" que no valúa la tecnología y técnicas visuales tanto como el género o la accesibilidad. Son, una vez más, esos juegos familiares, entrenadores deportivos o cerebrales, etc. ¿Pueden ser medidos los nuevos juegos con los viejos esquemas en los que el acabado gráfico es un 25% de la nota y el sonoro otro tanto? No lo creo, porque de este modo podría explicarse por qué Wii Sports sigue siendo uno de los títulos más jugados en la consola de Nintendo, a pesar de su extrema simpleza artística.

El segundo factor es, además de complejo, falso. Existe una línea argumental que defiende que un juego de Wii jamás podrá tener la misma nota en esa escala mencionada que uno de PS3 o de Xbox 360 por su déficit de potencia que condiciona los apartados visual, gráfico y estratégico (IA, enemigos en pantalla, mapeado). Aunque esto sea cierto, se puede rebatir por dos vías: primero, un análisis debe servir para que un comprador potencial decida si el juego merece la pena o no, y por tanto sólo debe compararse con juegos de la misma plataforma, sus rivales potenciales; y segundo, también existe una brecha tecnológica en controladores ya que el Wiimote posee funciones que aún no son posibles en el resto de plataformas (y también tiene mando tradicional), y sin embargo este argumento nunca se utiliza en la dirección inversa.

Otra razón para dudar de las notas de los juegos de Wii está en los reanálisis. La valoración de los jugadores es una y otra vez, no sólo superior, sino en ocasiones muy superior a la de los redactores, especialmente en algunos medios que están destacando por su dureza hacia los juegos de Wii, tales como Eurogamer o EDGE.

Si las pruebas demuestran que la nota no es un factor determinante para las ventas, cabría ahora preguntarse por qué no lo son. ¿Es por el nuevo modelo de negocio en el que los compradores ya no son exclusivamente una población homogénea excesivamente informada? ¿O será porque la credibilidad de los medios con respecto a estas consolas ha acabado expulsando a ciertos lectores de sus páginas tras la escasa identificación, al ver una y otra vez cómo su valoración difería tanto de la del analista? Muy probablemente ambos factores influyan.

 Una decisión personal

Como cualquier producto de ocio, la decisión sobre la compra de un videojuego es personal, como recordaba Cowen Group. Los factores externos como la publicidad o la información y análisis de los medios son sólo un aporte que puede ayudar a dar a conocer un producto o a saber qué es lo que se va a encontrar.

Pero para conocer este mercado y ser una compañía de éxito, lo que realmente importa es que el consumidor tenga acceso a ese producto y sepa qué es lo que va a encontrar. De nada sirve ser una compañía brillante como Marvelous Interactive si después no hay dinero para la promoción. ¿Acaso no sería mejor hacer menos juegos y tratar de promocionarlos mejor para que sean más rentables? Las ideas no caducan y ese beneficio podría ser invertido en ese otro juego que se quedó en el cajón y que ahora sí podrá recibir el apoyo necesario.

La queja contra el público o incluso contra la configuración de un plataforma sólo demuestra la mala adaptación y planificación de una junta directiva que, además, cuenta con el apoyo de los medios de comunicación para difundir sus ideas sin ser contestadas. Aunque, con toda la información que hay disponible en este momento sobre esta generación de consolas, más les valdría gastar ese tiempo en analizar la industria y en tomar buenas decisiones de negocio porque, al fin y al cabo, el que falla, la paga.

Está claro que la nota importa y no se puede abandonar la senda de la calidad. Que al final, la diferenciación de producto es la que permite crear esa imagen de marca que creará una base de fans que seguirán el producto año tras año, una iteración. Es por eso que No More Heroes 2 será un éxito aún mayor que el uno. Pero, y eso está claro, no vale abandonar un juego a su suerte, porque sólo el que abandona será culpable de su fracaso.

::Deja tu opinión en el foro::