Portada » Artículos » Artículo » Suda frente a zombis y serpientes

Suda frente a zombis y serpientes

Cuando se reúnen en un ambiente distendido algunos de los mejores salen cosas como una pseudo-confirmación de Snatcher.

 Una conferencia que se presenta como Snake VS Zombie Vol. 2 (serpiente contra zombi) sólo puede tener dos protagonistas: Shinji Mikami e Hideo Kojima. Si, además, el moderador es un tipo que trabajó aderezando muertos antes de ser enterrados y que lleva camisetas que rezan CCCP (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas), entonces sólo puede tratarse de una charla amable entre camaradas con arte y desorden a partes iguales.

Con este escenario Grasshopper Manufacture preparó unos encuentros entre las figuras más destacadas del mundo de los videojuegos en Japón, en los que cada uno de los creadores intimaba con el tema elegido y regalaba un anticipo de su trabajo-futuro.

Abriendo el cartel estaban Hifumi Kono, de Nude Maker (Clock Tower 2 o Steel Battalion) y Toyama Keiichirou (Siren, Silent Hill 1), protagonistas de la charla Area 51, un espacio en el que trataron los juegos más allá de sus fronteras. Con algunos ejemplos, ambos creadores aventuraron lo poco intuitivos que son para ellos algunos títulos europeos o el alto nivel de violencia importado mostrado inicialmente por juegos como Doom, Mortal Kombat o Night Trap para SEGA CD. Entonces Mask Do UH, que dirigía junto a Suda, expuso sobre una proyección de Manhunt, con la que explicó la evolución del asesinato, desde elementos sencillos como una bolsa de plástico o un cuchillo, hasta las armas de fuego... y todo eso se va a poder ahora en Manhunt 2 para Wii, "¡Por fin!, el juego de Wii que todo el mundo estaba esperando." bromeó el director de No More Heroes. Sin duda, el título por el juego más violento de Wii le perturba.

La ronda siguiente tuvo unos protagonistas más prestigiosos. En "Wanda vs. Ulala" (Wanda contra Ulala) sus padres, Fumito Ueda y Tetsuya Mizuguchi, junto a los escritores de las novelas originales para Doshin the Giant o Puyo-puyo, tuvieron la ocasión de discurrir sobre qué es el desarrollo de un videojuego. ¿Qué es más bello, un cuerpo femenino contoneándose con ritmo o el de un épico guerrero endureciendo sus músculos para enfrentarse a Colosos?
 
 
Uno expresa y transmite movimiento, el otro absorbe al espectador. Ueda destaca el aspecto visual, entendido como lo que se ve, junto a la música y el movimiento que lo acompañan. Cada escena es parte de una historia mayor a la que engancharse "es más sobre inmersión que sobre realidad virtual. Quiero expresar algo con lo que los jugadores se transporten a un mundo distinto." Para Mizuguchi es más una sensación que un sentimiento lo que debe transmitirse, por eso busca el placer antes que el horror o el miedo con juegos "con los que puedes sentir felicidad y diversión."

La política también tuvo cabida en este debate. Mizuguchi ha colaborado en la producción de la película de Al Gore, Una Verdad Incómoda. Como si escuchase a través de un Canal Espacial, Mizuguchi evitó referirse al documento en cuestión, pero lanzó su ideario; ¿cómo concienciarse del mal que estamos causando al planeta? "Creo que necesitaríamos ver el planeta desde el espacio exterior. Veríamos que no hay fronteras entre los países y sólo apreciaríamos lo bello que es. Y, quizás entonces, nos concienciaríamos más sobre el medio ambiente. Es como ganar una nueva perspectiva, como cuando se pasó de las 2D a las 3D. Cuando ganamos una perspectiva nuestra consciencia cambia."
Y recurriendo a un poema de Marinetti enlazó la gran ayuda que la tecnología está ofreciendo a la conciencia colectiva, porque aporta una nueva perspectiva: "Solo podemos ver el planeta desde fuera desde hace 40 años, y desde entonces hemos ganado algo."

En esta dirección está trabajando ahora el de Rez y Space Channel Five, un concepto que no está relacionado con los videojuegos, "y que la generación de jugadores deberemos apreciar". Al contrario, Ueda se negó a adelantar algo de su nuevo proyecto.

Para finalizar aún quedaba el enfrentamiento final en Snake Vs Zombi ¿cuántos muertos vivientes sería capaz de matar Solid Snake sin usar ninguna hierba verde? Por si acaso allí estaba Suda para recoger los cadáveres. Y sorprendentemente involucrándose en el buen rollo de sus compañeros de proyectos.

En primer lugar se exploraron: el primer encuentro de Kojima con Resident Evil le superó por su dificultad, y tardó medio año en completarlo. Mikami se estrenó con Metal Gear Solid, aunque su juego favorito de la galería de Kojima es Snatcher. ¿Era esto un halago, una crítica? No, era un pequeño tirón de la lengua de sus dos interlocutores "Ah, sí, Snatcher", dijeron a la vez Suda y Kojima con mirada cómplice, "¿deberíamos anunciarlo aquí? - ¿quizá luego, durante el Hidechan Radio". .... [ .... ¿Disculpen? ¿Estás ustedes insinuando que ese trabajo en conjunto ya está en marcha y es una continuación de Snatcher? Quizá estén bromeando, sigamos con el artículo].