Portada » Artículos » Artículo » Revogamers Recomienda Vol. 1

Revogamers Recomienda Vol. 1

Primera entrega de nuestra selección de los mejores juegos de la Consola Virtual.



SUPER METROID
Género: Acción
Precio: 800 Wii Points

 Vamos a dejar las cosas claras desde el principio, Super Metroid es probablemente el mejor Metroid jamás hecho y uno de los mejores juegos de SNES. Su llegada a la Consola Virtual es toda una oportunidad para descubrir esta joya o para deleitarse de nuevo con ella.

La historia continúa los hechos relatados en sus anteriores entregas. La cazarrecompensas Samus Aran encuentra un nuevo Metroide cuando creía haberlos destruido a todos. Su misión comienza con una pequeña introducción jugable a modo de tutorial que asienta las bases de la historia del juego.

El control es sencillamente perfecto, intuitivo y con muchas posibilidades al que te acostumbrarás enseguida aunque nunca jugases esta saga. Por supuesto, el Mando Clásico te hace sentir como si jugases con una SNES de verdad, pero hay que decir que este juego es de los pocos de esta consola que no se resiente al jugarlo con un mando de GC. Incluso para mi gusto personal la disposición de los botones en este mando es perfecta, aunque en cualquier caso desde las opciones del juego se pueden redefinir los controles para contentar a todo el mundo. Uno de esos detalles geniales que poseen los grandes juegos.

Comentar el apartado técnico es muy fácil, es sencillamente de lo mejor que puede ofrecer el cerebro de la bestia. No solo sus gráficos nos ofrecen unos sprites llenos de detalles y animaciones fluidas, sino que la música explota los circuitos de sonido hasta sus límites para ofrecernos una banda sonora memorable. Si todo esto lo completamos con una jugablidad que marca tendencia y una historia apasionante contada con escenas de vídeo muy acertadas se entiende porqué todos coinciden en lo bueno que es.

Para terminar este análisis no puedo despedirme sin incitaros a revivir esta gran obra maestra con una conversión perfecta en la Consola Virtual (o con vuestros originales en SNES). Todo un placer de aventuras y acción con ingeniosos rompecabezas que hay que superar para seguir avanzando, con una duración encomiable que se alarga aún más con su gran cantidad de secretos que harán las delicias de los que gustan en buscar y conseguir el 100% de los juegos.



BREATH OF FIRE II
Género: RPG
Precio: 800 Wii Points

 A pesar de ser bastante desconocida en Europa, la saga de RPG's Breath of Fire, de Capcom, cuenta ya con cinco notables títulos aparecidos para Super Nintendo y las Playstation.

Breath of Fire nos sumerge en un mundo habitados por humanos y otros seres antropomórficos, donde dioses y dragones luchan por someterlos. Religiones, demonios y dragones malignos serán nuestros enemigos en este RPG de corte clásico, con batallas de equipos por turnos, al más puro estilo Final Fantasy o Golden Sun.

Los Breath of Fire son por lo normal juegos conservadores, que siguen los clichés típicos de los juegos de rol. No obstante, su factura es exquisita. La buena mano de Capcom se nota en un guión trabajado y una presentación muy correcta. Pero pasemos a lo que los hace especiales.

El protagonista, Ryu, es capaz de transformarse en distintos tipos de dragón a lo largo de la aventura, y, al igual que los otros compañeros, puede fusionarse con mujeres shaman para modificar sus estadísticas, habilidades y aspecto drásticamente. Más allá de las luchas, la lágrima dragón es uno de los iconos de la saga. Ella te permite saber qué siente un determinado personaje hacia Ryu. Si es de colores oscuros o rojiza, el personaje le odia, y si es de colores claros le quiere. Nuestras decisiones a lo largo de la historia afectarán a estos sentimientos, con consecuencias en el desarrollo del juego.

En BoF II podremos fundar incluso nuestra propia ciudad y poblarla con las gentes que queramos y que vayamos encontrando por el camino. Así podremos elegir, entre otras cosas, los establecimientos que queremos que abran sus puertas allí. Su configuración y sus posibilidades afectarán notablemente al final del juego.

Estamos ante el primer miembro de esta gran serie que aparece en la Consola Virtual, y eso es una gran noticia, no sólo para los fans de los RPG sino para todos los que deseen tener un sus manos un clásico que les dure muchas horas y con mucho jugo que sacar. Este BoF II es un gran embajador de Breath of Fire y esperamos que vengan más como él.



GRADIUS III
Género: Shoot'em up
Precio: 900 Wii Points

 Original de las máquinas de arcade, portado a SNES y desde allí a la Consola Virtual, Gradius III es un matamarcianos de corte muy clásico, característica que se acentúa con pequeños detalles conservados desde su edición original (por ejemplo, los “continues” tras un game over son llamados “coins”).

Aparte de esto, como port deja que desear. Gráficamente se limita a cumplir, sin hacer alarde alguno de lo que la SNES puede llegar a hacer, e incluso con alguna ralentización ocasional cuando se muestran demasiados elementos en pantalla.

Respecto a la jugabilidad, destaca la enorme gama de opciones personalizables. Como en la inmensa mayoría de juegos de este género, matar cadenas de naves o eliminar enemigos determinados nos concederá un bonus que hará más potente nuestra nave.

Ahora bien, en este caso hay como poco cinco opciones por cada tipo de bonus, pero en la mayoría de los casos no tarda en descubrirse la más adecuada (el láser con onda expansiva es, por ejemplo, el más apto sin lugar a dudas). En resumen, una característica, que, si bien no debía poder ser muy explotada en el arcade, aquí permite experimentar con distintas armas y rejugar aunque sea para ver el devastador efecto de todos los bonus al máximo. Sin duda estamos ante uno de los matamarcianos con la nave más configurable.

Otro apartado interesante del juego es la dificultad. En muchos casos, las aventuras de este género son enormemente difíciles, inaccesibles o poco atractivas para los que estamos acostumbrados a los juegos actuales. Aquí, Gradius III presenta tres niveles de difcultad: fácil, normal y difícil (como era de esperar). El fácil es difícil hoy en día, pero gracias a los tres generosos “continues” que hay al comienzo de cada partida, se hace asequible para casi cualquier jugador, por lo que la dificultad ya no es un gran inconveniente a la hora de adquirirlo. En cualquier caso, también se puede probar el modo normal (muy difícil en lenguaje actual) y el modo difícil, que roza el masoquismo.

Para concluir, Gradius III es un shooter de naves antiguo pero bastante adecuado para el público actual, además de entretenido. Una buena opción para revivir la sensación de las clásicas máquinas de arcade.