Portada » Artículos » Artículo » Reportaje: Cómo funciona el Wiimote

Reportaje: Cómo funciona el Wiimote

Explicamos en nuestro profundo reportaje la tecnología detrás del funcionamiento de cada característica del Wii Remote.

ÍNDICE

· Introducción
· Cómo se detectan los movimientos del mando - acelerómetros
· Sobre los giroscopios
· Cómo se apunta en Wii
· Cómo se comunica Wii con el mando
· ¿Qué problemas puede presentar?
· Las funciones adicionales
· Cierre, extras y documentación

título

El Wii Remote, a partir de ahora abreviado como “Wiimote” (y anteriormente conocido comúnmente en las comunidades hispanohablantes como “Revomando”), es el dispositivo principal de control del nuevo sistema de juegos de sobremesa de Nintendo: Wii.

Como todos sabréis, su forma es similar a la de un mando de televisión o reproductor de DVD. Mide exactamente 14,6x3,5x3,1 cm, y presenta un botón de encendido del sistema, una cruceta digital y los botones "A", "B" (gatillo trasero), "1", "2", "Home", más ("+") y menos ("-"). Todos los botones son digitales, y el botón “A” presenta un acabado gomáceo antideslizante y un click muy suave. Para adaptarse de forma ergonómica a la mano, sus características curvas lo alejan de la forma rectangular de un mando a distancia tradicional, haciendo que el dedo pulgar descanse sobre el botón “A” sin perder el fácil acceso a la cruceta, y automáticamente deja a tiro (y nunca mejor dicho) el botón “B”, que roza con el dedo índice a modo de gatillo (también con un clic muy agradable). Una correa impide que el control no caiga al suelo accidentalmente. Las versiones de prueba que hemos podido utilizar eran exageradamente ligeras (menos de 100 g), pero el Wiimote final es más pesado y por tanto exhibe una mejor sensación y precisión.

WiimoteEl diseño “tipo mando a distancia” tiene un objetivo muy claro: una versatilidad completamente novedosa. A una mano (y en ocasiones a dos), presenta posibilidades antes impensables para un rango mucho más amplio de jugadores, pues sus capacidades de puntero y detección de movimiento permiten controlar entornos tridimensionales sin la complicación de los clásicos joysticks y combinaciones de botones. Pero obviamente no son estas dos únicas características las que hacen que el Wiimote dé sentido a Wii, y a toda la nueva apuesta de Nintendo. El concienzudo pero sencillo y atractivo diseño, la calidad y disposición de los botones, el aspecto inalámbrico, el tacto y la ergonomía, las pequeñas funciones adicionales (vibración, sonido, posibilidad de periféricos…) y, sobre todo, la filosofía detrás del software que se ha estado preparando, son los sumandos que completan la ecuación del control de Wii.

Este texto pretende ofrecer un análisis profundo para comprender el funcionamiento del control principal, desglosando sus características y explicando la complejidad detrás de su simpleza, las tecnologías y empresas implicadas (no sólo la famosa Gyration está envuelta) o el porqué de sus posibles problemas. Para conocer la descripción de las distintas posibilidades de control, junto con los primeros periféricos anunciados, podéis consultar nuestra sección de datos oficiales, o leer las características de control de los juegos en los avances o fichas de juegos.