Portada » Artículos » Artículo » Música, videojuegos y número áureo

Música, videojuegos y número áureo

No todo lo que reluce es oro. A veces también es música. Y, a veces, hasta es música de videojuegos.

 
Super Mario Galaxy


 

Y aquí vamos con el tema principal del juego, que no está escrito en bucles y, además, no nos permitirá hacer un análisis tan esquemático en compases como los anteriores, debido a la presencia de alteraciones en el tempo como son ritardandos, calderones, accelerandos, etc. Vamos, que tendremos que buscar las secciones áureas en función del tiempo transcurrido y no de los compases. La obra dura 3:57 (que son 237 segundos), aunque el vídeo tiene segundos en blanco tanto al principio como al final. Encontraremos la sección áurea en el minuto 2:26 (237 x 0.618 = 146.47 segundos) y la sección áurea negativa en el minuto 1:30 (156.47 x 0.618 = 90.5 segundos). Para apreciar la sección áurea, debemos situarnos un poco antes y observar primero el ritardando y luego el cambio brusco de tempo que sucede en el 2:27, lugar en el que comienza una nueva sección con un carácter mucho más marcial (de marcha militar). En la sección áurea negativa simplemente encontraremos un cambio de color instrumental, que anticipa la modulación (cambio de tonalidad o nota en torno a la que gira la música) que acontecerá después. No es que sea un punto muy sorprendente, pero sí que es destacable.

Pero la cosa no acaba aquí. Si calculamos la sección áurea entre los puntos delimitados entre la sección áurea y la sección áurea negativa de la obra, en el 2:05 (segundo 125) encontramos el tema de Gusty Garden Galaxy, interpretado de forma muy tranquila por las cuerdas con un bonito acompañamiento de las arpas usando glissandos (que son las notas esas que tocan muy rápido en forma de escalas, tan características de ese instrumento).

Bueno, Christian Ponte no analiza más obras de la banda sonora de Super Mario Galaxy, aunque hay otras muchas obras que contienen estas curiosidades con las proporciones áureas. Muchos os estaréis preguntando qué importancia tiene esto. Lo cierto es que, aunque escuches la obra por primera vez, tu cabeza recuerda en qué momento se producen los cambios y, al respetar la proporción áurea, resulta agradable al oído. Sí, cuando nuestro profesor de matemáticas decía que las matemáticas eran bonitas y pensábamos que todo eso era mentira, en realidad tenía razón. Solo que no era bonito practicarlas, sino oírlas y verlas (Y practicarlas en realidad también, sólo que a veces son difíciles). Se puede discutir mucho sobre las proporciones matemáticas y obtener muchas opiniones distintas, muchas de ellas válidas a su vez. Pero lo que nos tiene que quedar no es el interrogante de si es la proporción áurea la que otorga belleza a la obra o no, sino la certeza de que se trata de una gran obra y, en este caso, una gran banda sonora de un gran videojuego cuya secuela sale en Europa en apenas una semana y que tiene una banda sonora tan buena como la del original.

 

 

A raíz de este artículo la curiosidad en mí fue tal que me dije: ¿Puede ser que el tema que hice para Revogamers siga también los patrones de la sección áurea? Y cuál sería mi sorpresa al descubrir que, efectivamente, los seguía.


 

El tema se constituye de 10 compases, por lo que en el compás 6.18 deberíamos encontrar algo sorprendente y vemos que en ese compás se produce una pequeña desviación hacia la tonalidad menor a la vez que la melodía alcanza la nota más aguda de toda la sintonía. Para oírlo más claro, se trata del segundo 9 aproximadamente. Quién me lo iba a decir, ¿eh?

 

Artículo original de The Tanooki

 

 ::deja tu comentario sobre el artículo en los foros::