Portada » Artículos » Artículo » Morir de éxito

Morir de éxito

No se cambia de la noche a la mañana.

Es increíble. De verdad, hay ciertas cosas que me cuesta creer, y la situación de Wii en la actualidad es una de ellas. Hace apenas unos días, Nintendo sacó una nota de prensa fijando las fechas de lanzamiento para lo que queda de trimestre y, sin querer ofender los gustos de nadie, no había ningún juego de esos que esperas con ansias el día de lanzamiento para ir a la tienda. Y estoy seguro que como yo habrá muchos, muchísimos, jugadores que habrán mirado la lista con una profunda indiferencia y resoplado con desgana.

Y lo peor de todo es que, además, esta no es la primera vez que los usuarios de Wii nos vemos en esta tesitura. Si de nuestros errores se aprende, Nintendo debería tomar nota de lo siguiente: constancia en ritmo de lanzamientos, no abrumar al jugador con épocas de abundancia y luego con sequías eternas.

Lo cierto es que, aunque hable de Nintendo, la culpa en realidad es de las thirds, esas compañías independientes que veo que cada día están más y más perdidas en un mercado que ha evolucionado y al que no han sabido adaptarse. Nintendo ha sacado juegazo tras juegazo esta generación; con sus personajes clásicos, pero renovando la mecánica y estilo, adaptándose a la nueva década y a los nuevos jugadores, innovando con nuevas franquicias… Y el problema sido el mismo que tuvo con la N64 y la NGC: demasiado éxito.

Uno ve el catálogo de Wii y, salvo contadas excepciones, los juegos de Nintendo sobresalen muy por encima que los de las thirds. Esto no ocurre en el resto de consolas del mercado de sobremesa, sólo en Wii. ¿A qué se debe esto?