Portada » Artículos » Artículo » Mano a mano con Wii U - Parte II

Mano a mano con Wii U - Parte II

Una visión más personal de las 6 experiencias de la nueva consola de Nintendo.

Esta es la segunda parte de las impresiones de praterian7 tras probar Wii U durante el pasado E3. Haz click aquí para leer la primera parte del artículo.

Shield Pose (Pose de escudo) 

Siguiendo mi recorrido por las diferentes experiencias que Nintendo tenía preparadas para aquellos que pudimos probar Wii U, nos encontramos con Shield Pose, un curioso minijuego musical en el que teníamos que defendernos del ataque de 3 barcos piratas moviendo el mando de Wii U como si fuera nuestro escudo.
La gracia de esta prueba estaba en que en la pantalla de la televisión sólo podíamos ver el barco frontal, mientras que para buscar a los otros dos teníamos que mover el mando, y encontrarlos en la pantalla del mismo. Es decir, los piratas nos iban a disparar tanto desde el frente, como por la izquierda, por la derecha, y por arriba, y sólo moviéndonos, al más puro estilo Atrapacaras, podríamos ver todos sus ataques y defendernos de ellos.
Es un juego bastante frenético, ya que teníamos que mirar a nuestros lados según el ritmo al que nos marcaba el juego, de ahí su componente musical. Tras resistir a varias andanadas de disparos llegaba la parte final, en la que debíamos mover el mando a un lado y a otro (como si de un baile se tratara) para recargar un súper ataque que terminase con todos los piratas.
Shield Pose Wii U
Divertido, y sobre todo llevaba a una reflexión: los escenarios en los videojuegos ya no deben estar limitados por los cuatro lados de una pantalla de televisión, sino que, si la idea se lleva de forma adecuada, podemos tener escenarios que se desarrollen 360º alrededor del jugador, relevando a la pantalla de televisión la información que los desarrolladores consideren conveniente.

Battle Mii (Batalla Mii)

Seguramente Battle Mii fuera, de entre todas las experiencias mostradas, la que mejor ejemplificaba la posibilidad de tener una consola de toda la vida en una máquina como Wii U, así como el uso de los giroscopios del nuevo mando. En este caso encarnábamos a dos Miis que, vestidos con un traje de Samus, debían derribar a un tercero que pilotaba la nave de la cazarrecompensas.
Los Miis que se encontraban en tierra se manejaban con la combinación Wiimando + nunchuck, a modo de un FPS en tercera persona. Los controles eran los más habituales para este tipo de juegos. Con el nunchuk nos movíamos, mientras que con el mando de Wii apuntábamos y disparábamos (¡hasta podíamos hacer uso del rayo recarga si dejábamos presionado el botón de disparo!). Además, por el escenario había ítems con los que beneficiarse para poder derribar a la nave, así como ascensores que nos elevaban a torres desde las cuáles éramos más peligrosos para el jugador en discordia.
Battle Mii Wii U
El jugador con el mando de Wii U manejaba la nave de Samus, y aquí es donde cambia el asunto. Al principio costaba mucho hacerse a los controles, ya que la nave no se controlaba como yo esperaba. Con los sticks analógicos podían controlarse tanto la altura, como la aceleración y los movimientos horizontales, pero para volvernos y apuntar había que mover literalmente el mando, para conseguir al final una respuesta y un resultado en el control que ciertamente no se puede obtener tan fácilmente con otros controladores. El control de la nave es mucho más preciso e inmersivo, y cuando le
coges el tranquillo, terminas sintiéndote como un verdadero depredador en las alturas
acosando a dos presas bastante peleonas, por eso de no estar mirando a la televisión, sino
a tu pantalla.