Portada » Artículos » Artículo » Lo mejor de Nintendo DS

Lo mejor de Nintendo DS

Echamos un vistazo a las joyas del catálogo de Nintendo DS

Final Fantasy III

Top Nintendo DS

La nueva versión del clásico de NES lanzada allá por el año 1990 supuso una gran noticia para los fans de la saga de la actual Square Enix. La misma historia del original que gira entorno al compañerismo, cristales mágicos y evitar la destrucción del mundo, ganaba fuerza gracias a unos de los mejores gráficos de la consola por aquel entonces. Quizá no es el mejor RPG de la consola pero si fue la base de tantos otros que vinieron a continuación, y solo por ello, merece el mérito de estar en una lista como esta. Square Enix repitió fórmula con Final Fantasy IV, un RPG mucho más completo y moderno, pero que no llegó a sorprender tanto como este Final Fantasy III.

The World Ends With You

Top Nintendo DS

Con un título en occidente más propio de una novela de Danielle Steel que de un videojuego, nos llegaba esta original obra de la casa de Final Fantasy y Dragon Quest. Conocido en Japón como It’s a Wonderful World, cogía prestado como escenario el barrio tokiota de Shibuya para desarrollar una historia digna de la mejor serie de animación. Neku es un chico tanto asocial que de golpe se ve transportado a una dimensión paralela donde tendrá que luchar por recuperar su vida en un juego llamado The Reaper’s Game. Gráficos coloridos, estética manga, historia sensiblona y con un alto componente del factor “moda” convierten en este juego en un soplo de aire fresco dentro del género gracias, además, a su particular uso de las dos pantallas, que nos obligaba a atender a las dos a la vez en los combates. Fue una lastima que llegara en perfecto ingles pero aun así merece la pena disfrutarlo aunque sea diccionario en mano.

The Legend of Zelda: The Phantom Hourglass

 Top Nintendo DS

Siguiendo la estética y la historia de Legend of Zelda The Wind Waker para Game Cube, Link revolucionaba por completo el control táctil de la consola al depositar toda la jugabilidad sobre el stylus: tomar notas, marcar sobre el mapa, utilizar las armas y todo lo que se te ocurra era posible de realizar. Los gráficos, al igual que los de su hermano mayor en GC, fueron realizados mediante la técnica toon shading y quizá se le achaque de ser más fácil que la media de videojuegos de la saga pero, de todos modos, se presenta como el juego más equilibrado en cuanto a calidad técnica y aprovechamiento de las características jugables de Nintendo DS.